Saltar al contenido

¡Actívate! Un estilo de vida activo, la mejor manera de mantener una buena salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de que el sedentarismo es una de las principales causas de muerte en el mundo occidental y asegura que más del 40 % de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud.

Con motivo del Día Mundial de la Actividad física, la Dra. Mariona ViolánEste enlace se abrirá en una ventana nueva, especialista en Medicina de la Actividad Física y el Deporte, nos ha hablado de los beneficios de un estilo de vida activo y de cómo llevarlo a cabo en cualquier edad.

Familia realizando actividad física junta


Genéticamente estamos diseñados para movernos, pero nuestra vida cotidiana está marcada por el sedentarismo. Hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo II, obesidad, sobrepeso, enfermedades cardiovasculares y hasta ciertos tipos de cáncer pueden tener su origen en la falta de actividad física diaria. Una sociedad avanzada tecnológicamente facilita muchos aspectos de la vida cotidiana; pero comporta una disminución del gasto energético diario del cuerpo humano. La actividad física es imprescindible para mantener un buen estado de salud.


Según datos de la OMSEste enlace se abrirá en una ventana nueva "la falta de actividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial" (6% de las muertes registradas en todo el mundo). Además, se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% de la causa de cardiopatía isquémica.


Un estilo de vida activo no solo tiene un impacto positivo en la salud, también en el medioambiente y hasta en la economía.



Beneficios

Ser activo de manera regular tiene múltiples beneficios: físicos, emocionales, de sensación de bienestar y sensación de tener más energía. Nunca es tarde para empezar y debe mantenerse de forma regular. Múltiples estudios demuestran que practicar 30 minutos de actividad física moderada cinco veces por semana:

  • Reduce a la mitad el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II, obesidad, HTA, dislipemia.
  • Disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión. Mejora la salud mental en general.
  • Integrada en la rutina diaria nos ayuda a prevenir y controlar enfermedades.
  • Mejora la salud articular, ósea y muscular.
  • Mejora la actividad diaria y da autonomía y mas energía para el día a día.
  • Incrementa la esperanza de vida.
  • Disminuye la posibilidad de sufrir determinados tipos de cáncer.
  • Mejora el rendimiento escolar, académico, laboral e intelectual.

Para que la actividad física sea efectiva debe incluir actividades en las que se note como corazón y pulmones aceleran su ritmo; pero que nos permitan seguir practicándolas de manera cómoda.


Caminar, ir en bicicleta, bailar, correr, pasear, realizar las tareas domésticas, practicar deporte, pasear al perro…, mejorarán la salud de tu corazón, músculos, huesos y otros órganos, además de ayudarte a mantener un peso corporal óptimo.



Diez motivos para ser activos en cualquier edad

1. Mejorarás tu fuerza, capacidad de movimiento, flexibilidad y resistencia cardiovascular.

2. Prevendrás las enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Y si las padeces, mejorarás.

3. Te ayudará a prevenir y tratar el exceso de peso.

4. Prevendrás ciertos tipos de cáncer.

5. Mejorará tu salud articular y ósea.

6. Si has sufrido una enfermedad o intervención quirúrgica, te ayudará a recuperarte.

7. Estarás más relajado y descansarás mejor.

8. En jóvenes y niños mejorará su memoria y la capacidad de aprendizaje.

9. Mejorará tu estado anímico y tus relaciones sociales.

10. Te sentirás mejor y con energía para afrontar tus actividades diarias.


¡Pon vida a tus años!



Niños y jóvenes

60 minutos cada día, como mínimo. Debemos promover actividades, juego activo y transporte activo. La práctica deportiva favorece su rendimiento académico, les ayuda a gestionar sus emociones y a afrontar situaciones adversas. Además de adoptar hábitos saludables para un futuro y crecer con valores.


Existe una diferencia clara entre la actividad física en niños y niñas que debemos tener en cuenta. Las niñas realizan menos actividad y esta diferencia crece y se mantiene en la adolescencia. Si queremos una población sana, debemos promocionar un estilo de vida activo teniendo en cuenta la perspectiva de género.



Adultos

30 minutos diarios, como mínimo. Por lo menos, cinco veces por semana, 150 minutos. Y, sobre todo, debe evitarse estar sentado de manera permanente. Es importante moverse cada hora, como mínimo. Camina, usa la bicicleta como medio de transporte (además contribuirás a mejorar el medioambiente), sube las escaleras y evita el ascensor.



Gente mayor

Es muy importante tonificar, fortalecer los músculos y mantener la movilidad de las articulaciones. Esto facilitará las actividades diarias, mantener el equilibrio, mejorar la coordinación y la movilidad articular, lo que permite prevenir caídas. Hay que ser constante y activo, practicar actividades agradables y fáciles de conseguir.



Nunca es tarde para empezar
.

Es importante un asesoramiento médico que tenga en cuenta la edad y el estado de salud ara saber cuáles son las actividades más recomendables.



Recuerda

  • Elige actividades que te gusten.
  • Si no tienes tiempo, acumula minutos con las actividades cotidianas: haz las tareas de casa, ve a trabajar o lleva a los niños al colegio caminando y haz caminatas de 30 minutos a paso rápido 5 días por semana.
  • El estilo de vida activo de los padres es un valor que los hijos aprenden y mimetizan. Es importante dar ejemplo.
  • Las personas más activas desprenden más energía positiva, menos estrés y suelen dormir mejor.
  • Sé activo como mínimo durante 10 minutos / 3 veces al día, acumula salud.
  • Caminar es una de las mejores actividad física para el ser humano y si, además, incorporas ejercicio físico específico ganarás salud.

Si tienes dudas o no lo ves claro, consulta a un profesional de la salud y del deporte para que te asesoren de lo que es mejor para ti en función de tu edad y estado de salud.


Si necesitas una consulta con un profesional de la salud y del deporte, pide cita aquíEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario: