Saltar al contenido

Intolerancia a la lactosa: ¿qué es y cómo tratarla?

La intolerancia a la lactosa tiene lugar cuando el cuerpo no produce una cantidad suficiente de la enzima lactasa. La Dra. Sonia Ruiz nos ayuda a entender bien qué es y como debemos tratarla.

lactosa-blog-teknonlactosa-blog-teknon

La lactosa es un azúcar o disacárido que está presente en todas las leches de los mamíferos: vaca, cabra, oveja y en la humana, y que también puede encontrarse en muchos alimentos preparados. La lactosa es el segundo componente de la leche después del agua. La intolerancia a la lactosa tiene lugar cuando el cuerpo no produce una cantidad suficiente de la enzima lactasa. La lactasa es la enzima responsable de descomponer la lactosa en los dos azúcares que la componen. Se encuentra en el intestino delgado y su distribución es irregular. Su actividad es máxima en el primer segmento del yeyuno e inexistente en el estómago y el colon. Al llegar al intestino grueso sin descomponer, las bacterias la fermentan y la transforman en gases y ácidos, ocasionando los incómodos síntomas.

Tratamiento de la intolerancia a la lactosa

La principal opción dietética es realizar una dieta baja en lactosa, y en casos graves, será necesario excluirla de la dieta. Este tipo de plan dietético es un factor de riesgo en cuanto a osteoporosis se refiere, ya que se minimizan o excluyen las principales fuentes de calcio (lácteos y derivados). Según el informe EFSA, una dieta pobre en productos lácteos podría resultar carente no sólo en calcio, sino también en Vitamina D y Riboflavina, así que se deberán consumir alimentos ricos en estos nutrientes tales como sardinas en conserva, salmón, verduras de hoja verde como espinacas, acelgas, brócoli, legumbres o frutos secos.

Es importante la variedad alimentaria y llevar a cabo una dieta equilibrada para librarse de toda carencia vitamínica-mineral, y evitar una malnutrición.

También es fundamental vigilar la contaminación cruzada. Ocurre cuando un alimento que es un alérgeno, en este caso la lactosa, entra en contacto con un alimento seguro y sus proteínas se mezclan. Como resultado, cada alimento contiene pequeñas cantidades del otro alimento. Estas cantidades son tan pequeñas que, por lo general, no pueden verse. Un ejemplo de contacto cruzado es cuando se usa el mismo utensilio para servir un alimento que contiene un alérgeno y un alimento seguro. El contacto cruzado puede ocurrir en restaurantes, cafeterías escolares, cocinas de las casas o en cualquier lugar donde pueda haber un alérgeno.

A continuación, se encuentra un listado de alimentos o productos que contienen lactosa en diferentes niveles o que no la contienen:

PRODUCTOS CON LACTOSAPRODUCTOS CON LACTOSA


Como parte del tratamiento también se puede optar por consumir complementos nutricionales con lactasa es una buena opción para aquellos momentos donde no se puede eludir el consumo de alimentos con lactosa. La función de estos productos es compensar el déficit de la enzima lactasa que padecen aquellas personas con intolerancia a la lactosa. Gracias a estos complementos, las personas con problemas digestivos debidos a esta intolerancia podrán seguir consumiendo lácteos, y no son útiles para personas con alergia a la proteína de la leche.

Para más información no dudes en contactar con nuestro equipo de nutricionistas: www.teknon.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Imagen | Freepik.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Infografía | Centro Médico Teknon

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario: