Saltar al contenido

Avances en el tratamiento de la xerostomía

Células madre para regenerar glándulas salivares dañadas por la radioterapia.

boca-secaboca-seca

La sequedad de boca o xerostomía es un problema de magnitud creciente y que conlleva una serie de alteraciones que afectan, en último término, a la calidad de vida de las personas que la padecen. Alrededor del 20% de la población sufre este problema, siendo más prevalente en la edad avanzada (el 50%). La sequedad de boca es también el efecto secundario o colateral más frecuente de la radioterapia empleada como tratamiento de los cánceres de la cavidad oral (lengua, paladar, encía, mejilla, amígdala, faringe). Prácticamente el 100% de pacientes presentan este problema tras el tratamiento.


A menudo, esta sensación incómoda y, en algunos casos, permanente de boca seca conlleva un mal sabor de boca (disgeusia), dificultad al masticar y tragar (disfagia), mal aliento (halitosis), diversas lesiones y molestias varias a nivel de la mucosa oral (como las aftas, mucositis, candidiasis) o sensación de ardor de boca (disestesias), entre otros efectos.


Los doctores Jordi Coromina, otorrinolaringólogo de Centro Médico Teknon y Robert Soler y Lluís Orozco, directores del Institut Teràpia Regenerativa Tissular también de Teknon, aplicaron con éxito, ya en el 2017, la primera inyección de células madre en España para el tratamiento de la sequedad de boca. Los resultados obtenidos a los tres meses de la aplicación de esta nueva técnica con células madre mostraron una mejora de casi el 50% en la secreción salival y una notable disminución de las molestias derivadas como la dificultad para hablar, para tragar, la necesidad de beber agua de manera constante, la alteración del gusto y la sequedad de la garganta. Ahora, los doctores Coromina, Soler y Orozco dirigen un estudio con un grupo de diez pacientes que han pasado por un cáncer de boca y que tienen dañada su producción de saliva por la radioterapia para saber si, con la inyección de células madre de su propia médula ósea en las glándulas submaxilares, recuperan en parte esa fusión perdida.


Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Últimos comentarios