Saltar al contenido

Cáncer de colon y recto. ¿Se puede prevenir?

El cáncer de colon es la tercera causa de muerte por cáncer en el hombre, después del de y próstata y pulmón, y el segundo en la mujer, tras el de mama. La supervivencia de las personas afectadas de cáncer colorrectal depende, fundamentalmente, de un diagnostico en fases tempranas del desarrollo de la enfermedad. Detectarlo a tiempo es clave.

En nuestro país se producen 11.000 nuevos casos por año. La mortalidad por este cáncer es de 10 muertes por cada 100.000 habitantes y año; una tendencia que va en aumento.

Dolor abdominal


La tasa de supervivencia a cinco años es del 90% en las personas que han tenido una detección temprana de la enfermedad. Pero sólo son detectados un 37% en esta fase. Si el cáncer se ha diseminado a órganos o ganglios linfáticos cercanos, la tasa de supervivencia disminuye hasta un 65%. Y si se ha extendido a órganos distantes, la tasa de supervivencia a cinco años es de un 8%.


Para la prevención del cáncer de colon o de recto es clave detectarlo de manera precoz, cuando las personas todavía no tienen síntomas, hecho que permite que los tratamientos sean más efectivos. Técnicas como la colonoscopia, nos permiten detectar pólipos, alteraciones benignas del interior del intestino que en el transcurso del tiempo pueden volverse malignas. Detectarlas y extirparlas puede evitar la progresión de la enfermedad.



¿Cómo se manifiesta?

Estreñimiento, diarrea, hemorragia y/o expulsión de moco con las heces, dolor abdominal, obstrucción intestinal, pérdida de peso o anemia, son algunos de los síntomas de la enfermedad.


Ante cualquier sangrado a través del tubo digestivo o alteración del ritmo intestinal, unido dolor abdominal o pérdida de peso, es necesario acudir a un especialista para que, una vez realizadas las exploraciones oportunas, haga un diagnóstico preciso.



¿Qué debemos tener en cuenta para prevenirlo?

  • El riesgo de tener un cáncer de colon o recto aumenta progresivamente con la edad.
  • Las dietas ricas en grasa y la falta de ejercicio favorecen la aparición de cánceres colorrectales.
  • Aunque en su mayoría son esporádicos, hay hasta un 20% de casos en los que puede existir un componente hereditario.
  • La detección y extracción de pólipos iniciales previene muy eficazmente el desarrollo del cáncer.


Los grupos de riesgo

  • Mayores de 50 años, aunque no haya casos de cáncer colorrectal en su familia.
  • Personas con antecedentes familiares, cuando se haya detectado de colon o de recto en familiares de primer grado. Se aconseja iniciar los estudios de prevención a los 40 años, o bien 10 años antes de la edad de presentación del cáncer en el familiar más joven que lo hubiera tenido.
  • Personas con antecedentes personales de enfermedad inflamatoria intestinal. La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn se asocian a un riesgo incrementado de cáncer de colon o de recto, por lo que a partir de unos años de padecerla también se aconseja realizar prevención, independientemente de la edad del individuo.


¿En qué consiste la prevención?

  • Mantén una alimentación adecuada, es imprescindible.
  • No fumes.
  • Realiza actividad física.
  • Limita el consumo de alcohol.
  • Sigue los programas de detección precoz y sométete a pruebas periódicas, como la determinación de sangre oculta en heces y los estudios mediante colonoscopia, si estás en un grupo de riesgo.


La colonoscopia

La colonoscopia se realiza bajo sedación, de manera que el paciente no siente ningún dolor cuando se le realiza la prueba.


Consulta el Código europeo contra el cáncerEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


Si estás en alguno de los grupos de riesgo, pide una citaEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Autor

recibe puntualmente en tu correo, noticias y recomendaciones de salud, para ti y los tuyos.