Saltar al contenido

Reflujo esofagogástrico y obesidad. ¿Cómo se relacionan?

Existe un estrecho vínculo entre sobrepeso y reflujo gastroesofágico, en concreto se estima que las personas con obesidad tienen el doble de posibilidades de desarrollarlo. La Dra. Temiño nos explica qué es y cómo se puede tratar.

reflujo-estomagoreflujo-estomago

El reflujo gastroesofágico es una enfermedad que se caracteriza por tener sensación de ardor/quemazón en la boca del estómago y en el pecho, dolor en el pecho, dificultad para tragar, regurgitación (retorno de la comida a la boca), sensación de nudo en la garganta, desgaste dental, tos crónica, laringitis, asma y alteraciones del sueño entre otros síntomas.

Además de las molestias que trae consigo esta enfermedad, el reflujo gastroesofágico está directamente relacionado con un aumento de las posibilidades de desarrollar cáncer de esófago y otras alteraciones del aparato digestivo como úlceras esofágicas, estenosis (cierre del esófago secundario a la continua inflamación), sangrado digestivo y esófago de Barret.

La pérdida de peso repercute en una mejora significativa en el tratamiento del reflujo gastroesofágico. En este sentido, dietas o técnicas como el balón ingerible, balón intragástrico, o método pose se convierten en una ayuda eficaz para conseguir perder peso y cambiar los hábitos alimenticios a la vez que mejorar trastornos o enfermedades asociadas al sobrepeso como es el ERGE.

Ahora existe un nuevo tratamiento del reflujo gastroesofágico mediante endoscopia (Técnica MUSE), sin cirugía.

Además del tratamiento del sobrepeso, desde hace muy poco existe una nueva técnica que permite tratar por endoscopia (sin cirugía) el reflujo gastroesofágico. Se trata de un nuevo sistema, MUSE (Medigus Ultrasonic Surgical Endostapler), que gracias a un innovador instrumental médico de última generación permite que los especialistas en endoscopia puedan realizar una Funduplicatura Anterior (una reconstrucción de la válvula esofágica sin incisiones externas) que facilita un tratamiento a largo plazo del reflujo gastroesofágico. El procedimiento, que se lleva a cabo por endoscopia, es una alternativa a la cirugía con numerosas ventajas como una mayor comodidad para el paciente y unos menores riesgos asociados dada la ausencia de intervención quirúrgica.

Este procedimiento puede aliviar a largo plazo y en muchos casos de forma permanente, los síntomas de la enfermedad actuando sobre la raíz del problema y facilitando una mejora la calidad de vida de las personas que padecen reflujo gastroesofágico.

En un estudio clínico internacional, el 73% de los pacientes tratados con esta técnica mejoraron de forma mejora significativa su calidad de vida tras realizarse el procedimiento. Además, 85% de los pacientes redujeron considerablemente la medicación, y el 65% de ellos la pudo prescindir de ella por completo.*

En la Unidad de Endoscopia y Pruebas Funcionales Digestivas Este enlace se abrirá en una ventana nuevade Centro Médico Teknon encontrará más información



Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario: