Saltar al contenido

Diabetes infantil: tres síntomas que indican que debes acudir al pediatra

Los últimos estudios epidemiológicos alertan sobre el espectacular aumento de la incidencia de la diabetes en la población, especialmente la del tipo 2. Entre los datos, destaca el alarmante aumento de la enfermedad en la población infantil.

Hemos hablado con la Dra. Mónica PeitxEste enlace se abrirá en una ventana nueva, pediatra en el Centro Médico Teknon, de esta enfermedad crónica que cada vez tiene más incidencia en los más jóvenes.

Niño mirando una merienda de cookies y zumo


En España, según la Federación de Diabéticos Españoles Este enlace se abrirá en una ventana nueva, hay unos 10.000 menores de 15 años con diabetes y se diagnostican cerca de 1.200 nuevos casos cada año. Aunque el 90% están afectados por diabetes tipo 1, causada por un mecanismo del propio organismo que causa la destrucción de las células que producen insulina, la diabetes tipo 2 ha aumentado considerablemente ente la población infantil.


Según la OMSEste enlace se abrirá en una ventana nueva, 422 millones de adultos tenían diabetes en 2014, frente a los 108 millones de 1980. En 2030 será la séptima causa de muerte en el mundo.



Dos tipos principales de diabetes

Principalmente existen dos tipos de diabetes: la uno y la dos. Ambas son crónicas y se caracterizan por la elevación de las cifras de glucosa en la sangre.



Tipo 1 o insulinodependiente

Se produce en niños y jóvenes con un peso normal y tiene su origen en la destrucción de la célula b pancreática, debido a los anticuerpos que produce el propio cuerpo. El paciente deja de producir insulina o la produce en cantidades insuficientes.


Laenfermedad se manifiesta con unas cifras muy elevadas de glucosa en la sangre, 300-500 mg/dl. Es lo que se conoce como "debut". Normalmente es necesario ingresar al paciente, ya que se trata de una situación de riesgo metabólico.


"El cuento de Aina"

La Dra. Mónica Peitx, pediatra, es la autora de este cuento que ayudará a los pequeños con diabetes y a sus familias en el momento más duro y desconocido, el debut de la enfermedad, a través del personaje de Aina, una niña de 8 años diagnosticada de Diabetes Mellitus tipo 1.

Portada de El cuento de Aina. Este enlace se abrirá en una ventana nuevaEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Tipo 2

Se suele producir en adultos, aunque actualmente se ha incrementado notablemente en niños y jóvenes con sobrepeso. En este caso, el problema reside en que la insulina producida es poco activa y cada vez se debe producir más cantidad para conseguir el mismo efecto. Esto causa un agotamiento del páncreas. Probablemente se necesitará insulina para tratar la enfermedad en un futuro; pero en un principio se puede ayudar a estos pacientes con otros fármacos.


En la diabetes tipo 2Este enlace se abrirá en una ventana nueva van apareciendo cifras límite en los controles y normalmente se requieren pruebas complementarias para diagnosticarla. Se suele tratar en régimen ambulatorio.


En cuanto al primer tipo, todavía se desconoce cómo evitarlo; el segundo, se puede prevenir.



Síntomas de alerta

La tríada clásica que siempre hay que tener presente es:

  • Polidipsia. Mucha sed.
  • Poliuria. Muchas ganas de hacer pipí. Incluso algunos niños que habían dejado de orinarse en la cama vuelven a presentar eneuresis.
  • Pérdida de peso.

Cuanto antes se diagnostica una diabetes tipo 1, menos grave llega el paciente al centro sanitario y más rápida es su estabilización metabólica.


En cuanto a la Diabetes tipo 2, es menos frecuente y siempre va estrechamente ligada a la obesidad, excepto en casos muy puntuales.



¿Podemos prevenir la diabetes?

Actualmente no podemos prevenir la diabetes tipo 1.


En cuanto a la 2, lo haremos con buenos hábitos alimentarios y un estilo de vida saludable. Es imprescindible prevenir la aparición de la obesidad y tratarla en el caso de que aparezca.


De cada 10 niños y adolescentes de 2 a 17 años, 2 tienen sobrepeso y 1 obesidad.


Fuente:http://www.lainformacion.com/interes-humano/mapa-obesidad-espana-menores-preguntas-respuestas_0_968604380.htmlEste enlace se abrirá en una ventana nueva



Los tratamientos con insulina

Los tratamientos suelen consistir en la combinación de un par de insulinas distintas en unas 5 dosis diarias. En la mayoría de los casos se utilizan bolígrafos precargados con finas agujas para inyectarla de manera subcutánea. Este tratamiento también se puede administrar con bombas de infusión, que van inyectando la hormona continuamente en el cuerpo del paciente.


Es imprescindible acompañar el tratamiento con una alimentación regular, ya que las dosis de insulina se calculan en función de lo que el paciente comerá. La actividad física también incide en la pauta de insulina.


Los pacientes y sus familias aprenden a modificar las dosis en función de la alimentaciónEste enlace se abrirá en una ventana nueva y la actividad física. Las enfermedades recurrentes, como por ejemplo la gastroenteritis, también influyen en las necesidades de insulina, hecho que también se debe tener en cuenta.



¿Hacia dónde vamos?

La población cada vez conoce mejor los síntomas de la diabetes, la tríada de la que hemos hablado anteriormente, hecho que permite un diagnóstico en etapas avanzadas de la enfermedad.


Avances tecnológicos como sensores continuos de glucosa, muchos de ellos conectados a dispositivos móviles, un inminente páncreas artificial y bombas de insulina cada vez más pequeñas y evolucionadas, mejoran la calidad de vida de estos pacientes.



En investigación, actualmente existen estudios sobre trasplantes de islotes y de células beta, dos nuevas insulinas y nuevos geles para remontar las hipoglicemias, son algunas de las novedades, así como nuevos fármacos para tratar la diabetes tipo 2 y la obesidad.


Más de 15 años cuidando de los pequeños pacientes diabéticos. En el Centro Médico Teknon ponemos a disposición de los pacientes y sus familias un equipo multidisciplinar que actúa en diferentes ámbitos.



El equipo de Endocrinología Pediátrica

  • Pediatras de urgencias, intensivistas, que si es necesario recibirán en la Unidad de Cuidados Intensivos al paciente.
  • Pediatras y enfermeras en las plantas de hospitalización. Todos ellos entrenados y conocedores del protocolo a seguir en estos casos.
  • Un laboratorio dotado de las últimas novedades para el estudio de los pacientes.
  • Oftalmólogos para el estudio del fondo de ojo inicial del paciente cuando ingresa, para que el paciente se pueda ir a casa con el protocolo completo.
  • Un equipo de endocrinos pediátricos que coordinará la evolución del paciente ingresado y las siguientes visitas.
  • Las educadoras en diabetes dotan al paciente y a su familia todos los conocimientos necesarios para el control de su nueva enfermedad, una vez vuelvan a casa.
  • Una nutricionista especializada en diabetes.
  • Psicólogo que hace el seguimiento del paciente en las consultas externas, normalmente, que valora la calidad de vida de los jóvenes y el efecto del estrés que conlleva sufrir una enfermedad crónica y minoritaria para el paciente y su familia.

Ponemos a disposición de nuestros pequeños pacientes y sus familias un gran equipo coordinado y actualizado con las últimas novedades que indican las sociedades científicas en el ámbito de la diabetes.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:

recibe puntualmente en tu correo, noticias y recomendaciones de salud, para ti y los tuyos.