Saltar al contenido

La Navidad es un buen momento para compartir tiempo con nuestros hijos

Para la mayoría de las familias con hijos en edad escolar, las vacaciones de Navidad representan un cambio drástico en la manera de afrontar el día a día.

Las rutinas diarias, las actividades e interacciones cambian y, mal gestionadas, podrían hacer que un período de descanso, celebración y desconexión se convierta en un período de estrés, dificultades y sobrecarga emocional.


El responsable de Paidopsiquiatría del Centro Médico Teknon-Grupo Quirónsalud, Jordi Sasot, y el psicólogo clínico infantil y del adolescente, Cristian Toribio, nos dan unas pautas para que estas navidades sean armoniosas, tranquilas y saludables.

Postal navideña de una familia a través de la ventana

"La Navidad es un buen momento para prestar una atención plena a los deseos, sentimientos y opiniones de los hijos"

Cambios en el ciclo del sueño, en los horarios de las comidas, en las obligaciones y responsabilidades, las actividades diarias, la socialización y las interacciones familiares, pueden llevarnos a momentos de estrés que debemos saber gestionar.

Recomendaciones

  • Niños y niñas deberían seguir una rutina de sueño medianamente estable, aunque sean vacaciones.
  • Dormir el mismo número de horas diarias. En niños en edad escolar es de 9 a 11 horas diarias. No es recomendable salir de estos márgenes.
  • Hay que evitar excesos, tanto en el sueño como en las comidas, ya que pueden dificultar la vuelta a la rutina.
  • Los pequeños deben continuar con sus responsabilidades en el hogar. La organización de la casa debe ser una tarea colaborativa en la que todos los componentes de la familia aporten su grano de arena. Esto incluye las comidas, en las que los niños pueden participar en mayor o menor grado, en su preparación y que todo el mundo se sienta implicado en la celebración.
  • Tampoco debemos sobreexigir y hacer de los espacios de las comidas y celebraciones espacios sin exigencias ni órdenes en exceso, deben ser espacios de atención positiva hacia los hijos.
  • Fomentar las actividades lúdicas conjuntas e intentar que el entretenimiento no sea solamente individual, es una de las recomendaciones para disfrutar de unas fiestas en familia. La Navidad es un buen momento para recuperar el tiempo de ocio compartido o simplemente para recuperar espacios para conversar, de atención plena a los deseos, sentimientos y opiniones de los hijos.
Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario: