Saltar al contenido

Prevención de accidentes infantiles en verano. 12 recomendaciones del Dr. Sapena

Con la llegada del verano y de las vacaciones los niños y niñas realizan diferentes actividades no tan habituales el resto del año. Los adultos debemos supervisarlas en todo momento para evitar accidentes.

El jefe de Pediatría, Dr. Jordi Sapena, nos da doce recomendaciones para prevenir accidentes infantiles en verano.

Familia en el coche

  • Durante el verano se realizan más actividades al aire libre, ello conlleva un aumento aumenta del riesgo de accidentes. Los adultos son quienes deben valorar el riesgo de cada actividad en la que participe el niño, ya que su percepción del peligro pocas veces se ajusta a la realidad.
  • Es importante transmitir a los niños las normas básicas de seguridad sobre la actividad concreta que van a realizar, así como, las generales sobre el tráfico, el fuego, el agua, la electricidad, etc.
  • En las fiestas en las que se utilicen petardos, siempre se debe supervisar el uso de productos pirotécnicos y asegurarse que sean los adecuados para la edad del niño, para evitar quemaduras, lesiones acústicas, lesiones oculares e incluso amputaciones. Nunca se deben utilizar cerca de productos inflamables o zonas boscosas y es aconsejable utilizar guantes de cuero para manipularlos, como los utilizados en jardinería.
  • En las barbacoas, debemos tener especial cuidado con los niños y evitar que se acerquen al fuego.
  • En esta época del año es aún más importante estar atento en no manipular ningún aparato eléctrico, enchufe o cable con la piel mojada o los pies descalzos.
  • Es importante llevar un botiquín con el material necesario para las primeras curas y comprobar que los niños estén correctamente vacunados y llevar consigo el correspondiente carnet que lo acredite.

Botiquín para viajar con niños

  • En bicicleta, patines, patinete o monopatín, ¡siempre casco! Y cuando se utilizan patines o monopatín no se debe descuidar la protección de codos, rodillas y palmas de las manos.
  • Si tenemos ventanas y balcones abiertos, debemos vigilar que no haya sillas u otros objetos sobre los que puedan subirse los pequeños.
  • Si el niño es pequeño, no lo suelte de la mano en aglomeraciones, ferias o fiestas. Si es mayor, no pierda el contacto visual con ellos y acuerde previamente un lugar de encuentro, por si se pierden.
  • Es conveniente que los niños mayores memoricen el número del teléfono móvil de sus padres.
  • Nunca deben beber agua no embotellada, si no se sabe su procedencia o potabilidad.
Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario: