Saltar al contenido

Siete recomendaciones para evitar los hongos en los pies

Las micosis u hongos en los pies suelen aparecer con la llegada del calor. Pueden salir en dos lugares: la piel, dermatomicosis, y las uñas, onicomicosis. En este artículo, el Dr. Daniel Mayral nos da unas recomendaciones para prevenirlos y tratarlos.

¿Cómo detectar la existencia de hongos?

Ante el enrojecimiento de la piel, debemos actuar de forma rápida y acudir al especialista para aplicar el tratamiento lo antes posible y frenar la evolución de los hongos.

Pies en la piscina


En cuanto a los hongos de las uñas, se detectan fácilmente por:

  • La coloración de las uñas, casi amarillentas.
  • La uña se agrieta y desprende un color desagradable provocado por la humedad.
  • Cambio en la textura de la uña y aparición de manchas o rayas longitudinales (en los estadios primarios de evolución).
  • No causan dolor, motivo por el que no le damos la importancia necesaria.

Las dermatomicosis o pie de atleta es una infección en los pies producida por hongos llamados dermatofitos. Los que más frecuentemente infectan la piel son el Tricophyton Rubrum, Tricophyton mentagrophytes y el Epidermophyton flocosum, aunque podemos encontrar acompañando a estos dermatofitos otros hongos y levaduras y/o bacterias.

El tratamiento

Para tratar los hongos de la piel existen diferentes fármacos que se pueden tomar por la boca, vía oral, o poner directamente sobre la zona afectada, vía tópica. Es importante seguir las indicaciones del podólogo o el médico en cuanto al tratamiento y no confiar en remedios no contrastados que pueden aparecer en diferentes medios, especialmente redes sociales, ya que pueden empeorar la situación inicial.

Es importante la valoración de un profesional, ya que no hay un producto idóneo para las micosis; cuando existen tantos, significa que ninguno de ellos es el perfecto. La micosis puede ser seca o húmeda. ¿entonces qué sentido tiene hacerse baños en micosis húmedas? Lo que haremos es favorecer al desarrollo de las esporas, y el mismo caso al revés ¿por qué si es una micosis seca ponemos polvos secantes? Acude al podólogo en caso de presentar alguna sintomatología.

Normalmente con los tratamientos convencionales (tratamientos tópicos) muchas de ellas se solucionan, pero otras veces no, por la no constancia del tratamiento, a por tener una profundidad que el producto no llega, y los productos por vía oral por ser hepatotóxicos (riesgo/beneficio).

Otro tratamiento de elección y recomendable es el tratamiento con láserEste enlace se abrirá en una ventana nueva, por ser rápido, eficaz y con pocas sesiones matamos al hongo. En el Institut de Podología Daniel Mayral, tenemos dos aparatos: el S30 Podylas de 1064 y el Láser Diodo 980nm.

¿Cómo funciona el Láser?

Consiste en aplicar un haz de luz cercano al infrarrojo para eliminar el hongo mediante el calor que desprende. Este tratamiento actúa desnaturalizando las proteínas necesarias para que el hongo viva. La energía de los pulsos de luz Láser penetra a través de la uña, elevando rápidamente la temperatura de los microorganismos y consiguiendo los hongos más profundos, sin causar daños en los tejidos circundantes. El tratamiento es seguro, confortable y muy rápido. Se aplican unos 400 J de energía para las uñas del dedo gordo y 200 J para los otros dedos. No requiere ningún tipo de cuidado después de las sesiones, sólo los normales de higiene de cada uno.

El hongo necesita oscuridad y humedad para desarrollarse. Después del tratamiento la gente puede hacer vida normal e incluso deporte, porque la uña no se despega. Es recomendable no pintarse las uñas para dejar a la uña que crezca sin dificultades.

Los resultados no son inmediatos, ya que una uña sana tarda unos 9 meses en crecer totalmente, desde la zona de la matriz hasta la zona libre de la uña en su parte más distal.

Siete recomendaciones para evitar el contagio de los hongos en los pies

1. Vigile las zonas comunes de agua, como piscinas, gimnasios, saunas…

2. Use siempre chanclas de baño.

3. Séquese bien después de la ducha, utilice un secador de pelo.

4. Controle el exceso de sudoración, utilice calcetines naturales y que transpiren.

5. La higiene de los pies es muy importante. Láveselos tras hacer deporte o una larga caminata.

6. Deje secar las zapatillas después de realizar la práctica deportiva.

7. Utilice productos adecuados para cada tipo de piel.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Teknon - Comentario

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario: