¿Qué sucede si no estoy satisfecho/a con el resultado de una rinoplastia?

Lo más importante es realizar una buena visita preoperatoria. Decidir cómo va a ser una nueva nariz es algo prácticamente imposible, no se trata de hacer una nariz a la carta. Se deben tener unas expectativas correctas, ya que cada caso es diferente y se obtendrán unos resultados u otros. En la primera visita es muy importante que el cirujano sepa trasladar al paciente cuáles deben ser sus expectativas reales. El paciente debe entender que no se trata de conseguir una nariz igual que la de una actriz u otra paciente, sino sacar el máximo provecho de sus circunstancias particulares. Si es así, en el 95% de los casos los resultados van a ser óptimos, aunque existe la posibilidad, poco frecuente, de requerir algún pequeño retoque bajo anestesia local, realizado en la misma consulta de forma ambulatoria para corregir un bultito en el dorso o un pequeño hundimiento en la punta, aunque son poco habituales.