Transmisiva o conductiva

¿Cómo se tratan las hipoacusias transmisivas?

Los pacientes que sufren una hipoacusia de transmisión o conductiva tienen un problema en el oído externo o medio, fallando el mecanismo de transmisión del sonido, ya sea por problemas en el conducto externo, en el tímpano o en la cadena de huesecillos.

Mayoritariamente se trata de pacientes que sufren una otitis media crónica. En este caso la pérdida auditiva es susceptible de solucionarse mediante técnicas quirúrgicas reconstructivas del oído medio llamadas timpanoplastias, que básicamente corrigen el defecto mediante injertos y prótesis de oído medio. En los casos en que la cadena de huesecillos está muy alterada, podemos recurrir a dispositivos electrónicos que pueden implantarse, como son los implantes osteointegrados o los implantes de oído medio.

Un caso similar pero no relacionado con las otitis crónicas es la otoesclerosis, una enfermedad que también afecta a la cadena de huesecillos concretamente el estribo. Esta enfermedad se puede solucionar cambiando el estribo por una prótesis, en una intervención denominada estapedectomía o estapedotomía.