Cirugía endocrina

La cirugía endocrina debe ser realizada por cirujanos con una especial dedicación. No sólo requiere un alta experiencia en la técnica quirúrgica, sino que también una visión global del paciente afecto o portador de una patología quirúrgica endocrina, integrada en el conjunto de un tratamiento que hoy día debe ser considerado multidisciplinario. Las decisiones terapéuticas valoradas por equipos de expertos como el nuestro, aportan mejores resultados. A su vez contemplan actividades terapéuticas paliativas que aporten un alto beneficio para el paciente.

  • Cirugía de los quistes y tumores del tiroides. La frecuencia de padecimientos quísticos y tumorales de la glándula tiroidea hace que un número no despreciable de pacientes deba ser sometido a una extirpación total o parcial del tiroides. Igualmente algunas alteraciones funcionales de tiroides (hipertiroidismo, tiroiditis, etc.) pueden requerir igualmente una actitud terapeuticoquirúrgica. En estos casos, la cirugía del tiroides exige una rigurosidad y pulcritud técnica importante, por lo que debe ser realizada por cirujanos expertos y conocedores de la anatomía funcional del cuello.
  • Cirugía de las glándulas suprarenales. La alteración funcional de las glándulas suprarenales (enfermedad de Cushing) o la presencia de tumores en dichas glándulas puede exigir la extirpación quirúrgica de las mismas. El aporte de las nuevas tecnologías de la laparoscopia permiten en nuestras manos realizar esta cirugía de forma mínimamente invasiva en la mayoría de los casos.
  • Cirugía de los tumores endocrinos del páncreas. Suelen ser tratados quirúrgicamente. Su extirpación puede requerir una exéresis parcial del páncreas. Las dificultades técnicas que ello conlleva, requieren que esta cirugía deba ser realizada por equipos con experiencia como el nuestro, en cirugía pancreática.