Cirugía hepatobiliar pancreática

Hígado

  • Tumores primitivos y metásticos. Las indicaciones quirúrgicas del cáncer de primario de hígado (hepatocarcinoma) son escasas y bien definidas en la actualidad. Los tumores benignos de hígado (adenoma), más frecuentes en la mujer, deben ser siempre extirpados por riesgo de malignización.
  • Metástasis de cáncer de colon. Los tumores hepáticos secundarios metastáticos son susceptibles de un tratamiento quirúrgico integrado en el contexto del tratamiento global del tumor primario causante de la metástasis. Los protocolos quirúrgicos más bien definidos son los de las metástasis de cáncer colórectal. Algunas metástasis de otro origen también pueden ser, de forma seleccionada, susceptibles de su extirpación quirúrgica.
  • Quistes del hígado. La formación de quistes en el hígado, aunque no muy frecuente, exige ocasionalmente, ya sea por su tamaño, por sus manifestaciones clínicas o crecimiento progresivo, una extirpación quirúrgica. La incorporación de la cirugía laparoscópica, hace que muchos de estos pacientes sean resueltos en nuestro medio mediante esta cirugía mínimamente invasiva.

Vías biliares

  • Cirugía laparoscópica de la litiasïs biliar. La formación de quistes en el hígado, aunque no muy frecuente, exige ocasionalmente, ya sea por su tamaño, por sus manifestaciones clínicas o crecimiento progresivo, una extirpación quirúrgica. La incorporación de la cirugía laparoscópica, hace que muchos de estos pacientes sean resueltos en nuestro medio mediante esta cirugía mínimamente invasiva.
  • Cirugía de los tumores de la vía biliar. Los tumores de la vesícula biliar y de las vías biliares, si bien poco frecuentes, son de alta complejidad técnica. La posibilidad de ser extirpados exige de un equipo quirúrgico como el nuestro, altamente especializado en cirugía bilio-hepática.

Páncreas

  • Cirugía del cáncer de páncreas. La cirugía del páncreas, centrada en el cáncer pancreático (ictericia obstructiva), en la Pancreatitis aguda o crónica, o en los tumores endocrinos pancreáticos, exige casi siempre de una extirpación parcial o total de este órgano. La complejidad en la toma de decisiones operatorias, y la dificultad técnica en su realización obtiene los mejores resultados cuando esta cirugía se efectúa por equipos quirúrgicos como el nuestro, especialmente dedicados a la patología del páncreas y entrenados para su tratamiento global.
  • Cirugía de la pancreatitis aguda y crónica. La cirugía del páncreas, centrada en el cáncer pancreático (ictericia obstructiva), en la Pancreatitis aguda o crónica, o en los tumores endocrinos pancreáticos, exige casi siempre de una extirpación parcial o total de este órgano. La complejidad en la toma de decisiones operatorias, y la dificultad técnica en su realización obtiene los mejores resultados cuando esta cirugía se efectúa por equipos quirúrgicos como el nuestro, especialmente dedicados a la patología del páncreas y entrenados para su tratamiento global.
  • Cirugía de los tumores endocrinos del páncreas. Suelen ser tratados quirúrgicamente. Su extirpación puede requerir una exéresis parcial del páncreas. Las dificultades técnicas que ello conlleva requieren que esta cirugía deba ser realizada por equipos con experiencia como el nuestro, en cirugía pancreática.