Hernioplastia según la técnica de Lichtenstein

Hernioplastia según la técnica de LichtensteinLa técnica de hernioplastia sin tensión se basa en la colocación de una malla como reparación suficiente del defecto herniario, evitando cualquier otro gesto no encaminado a éste fin (no se utiliza la malla como refuerzo de otra sutura previa).

Se pueden diferenciar 2 tipos de técnicas según el tipo de prótesis utilizada:

Técnica A

  1. Indicaciones
    1. Hernias inguinales primarias directas o indirectas en hombres adultos.
    2. Hernias inguinales recurrentes directas o indirectas con un defecto mayor de 3.5 cm de diámetro.
  2. Técnica
    1. Malla
      1. El tamaño adecuado para la malla debe ser de 8 x 16 cm.
      2. La malla debe de ser suficiente para solaparse unos 2-3 cm por encima del triangulo de Hesselbach y unos 1.5-2 cm sobre el hueso del pubis
    2. Fijación
      1. El borde inferior de la malla se fija mediante una sutura continua al ligamento inguinal o de Poupart hasta el plano del orificio inguinal profundo.
      2. El borde medial se fija con 2-3 puntos sueltos al púbis cubriéndolo parcialmente. Se deben evitar los puntos en el perióstio.
      3. La malla se incide en su borde externo para crear dos bandas, la superior de 2/3 y la inferior de 1/3. Los dos bordes inferiores de ambas bandas se unen mediante un único punto irreabsorbible al ligamento inguinal.
      4. El borde superior de la malla se une mediante 4 puntos sueltos al músculo oblicuo menor mediante sutura reabsorbible.
      5. El resto de malla lateral a la zona de cruzamiento se adapta unos 2-3 cms por debajo de la aponeurosis del oblicuo mayor.

Técnica B

  1. Indicaciones
    1. Hernias inguinales recurrentes directas o indirectas con un defecto inferior a 3.5 cm de diámetro.
    2. Hernias crurales primarias y recidivadas.
  2. Técnica
    1. Malla: Una tira de malla de 2 x 10 cm es enrollada con una pinza formando un tapón firme y sólido.
    2. Fijación: Una vez encontrado el saco se disecan solamente los tejidos adyacentes en unos 3-5 mm para permitir fijar el tapón con puntos sueltos a la periferia del defecto.