Osteopatía

La osteopatía es una terapia holística totalmente complementaria con la medicina alopática o convencional con el objetivo común de ayudar al paciente. Tenemos que pensarla como prevención, conservación y mejora de la salud.

Es una disciplina terapéutica manual que, a diferencia de otras terapias no trata únicamente el síntoma sino que busca la causa original o primaria de ese malestar así como factores que mantengan o influyan en ese trastorno.

Es una terapia global, mira todo el cuerpo (estructura musculo-esquelética y la función de órganos y vísceras) sin dejar de lado la mente o la emoción, que suelen dejar "huella" en los tejidos del cuerpo humano.

Esto lo hace basándose en la anatomía y fisiología, buscando un equilibrio a nivel mecánico, fluídico y nervioso.

La salud y el correcto funcionamiento del individuo dependen de la integridad estructural global del cuerpo. Trabajando sobre la estructura, sobre los tejidos del cuerpo (huesos, ligamentos, músculos, vísceras, fluidos, nervios) ayudamos y mejoramos la fisiología interna.

Es por eso que la osteopatía no sólo está enfocada a trastornos del sistema musculoesquelético como se suele pensar, sino que también ayuda a disfunciones orgánicas (dolor de cabeza, alteraciones digestivas, etc).