Senos y otros desórdenes nasales

Desórdenes nasales¿Qué es la sinusitis?

La sinusitis es una inflamación de la mucosa del seno, producida por diversas causas. La sinusitis bacteriana aguda es una infección de las cavidades de los senos, causadas por una bacteria. Generalmente aparece después de un resfriado o a causa de una irritación por contaminantes ambientales. La sinusitis se origina a raíz de un bloqueo del ostium de drenaje del seno maxilar. Las causas pueden ser de índole diversa:

A. Causas locales

  • Desórdenes nasales2Variaciones anatómicas, desviaciones del tabique, hipertrofia o engrosamiento de los cornetes inferiores, ostium pequeño, otras variaciones anatómicas
  • Hiperreactividad alérgica y no alérgica
  • Inflamación por infección del anillo de Waldeyer
  • Pólipos, tumores
  • Anomalías congénitas, atresia coanal
  • Cuerpos extraños
  • Cicatrices
  • Micosis (hongos)

B. Causas ambientales

  • Desórdenes nasales3Frío
  • Baja humedad relativa
  • Calefacción
  • Aire acondicionado
  • Contaminación ambiental

C. Causas sistémicas

  • Fibrosis quística
  • Disquinesia ciliar primaria
  • Embarazo
  • Enfermedades endocrinas

Desórdenes nasales4La persistencia del bloqueo (ver esquema) provoca alteraciones en la ventilación y el drenaje, con la consiguiente hipoxia i alteración del recambio gaseoso dentro de los senos; esto provoca la lesión del epitelio y los cilios y favorece la posible infección a partir de la flora saprofita que se convierte en patógena. Se cierra el círculo vicioso con un aumento de grueso de la mucosa reforzando el bloqueo ostiomeatal.

Aparte del resfriado o la alergia, la sinusitis bacteriana requiere diagnóstico médico y tratamiento antibiótico para curar la infección y prevenir futuras complicaciones. Normalmente, las mucosidades acumuladas en los senos drenan a través de los conductos nasales. Cuando es a causa de un resfriado o de una alergia, los senos se inflaman y no pueden drenar. Esto nos puede llevar a una congestión e infección.

Desórdenes nasales5El diagnóstico de la sinusitis aguda se basa en una exploración física y la explicación por parte del paciente de los síntomas. Puede ser necesaria una radiografía y una muestra de la mucosidad para analizar la bacteria. Si se padece de sinusitis con frecuencia o cuando la infección dura tres meses o más, puede tratarse de una sinusitis crónica. Los síntomas de una sinusitis crónica pueden ser menos severos que los de una sinusitis aguda. La sinusitis crónica puede producir cambios irreversibles que requieren el uso de la cirugía para repararlos. La alergia por hongos también pueden causar sinusitis, y sus síntomas se asemejan más a los de una sinusitis crónica que a los de una sinusitis aguda.

Tratamiento de la sinusitis

  • Sinusitis bacteriana. La sinusitis bacteriana se trata con antibióticos apropiados. Si se tienen tres o más síntomas de sinusitis (ver el cuadro más adelante), es necesario visitar al otorrinolaringólogo para un diagnóstico. Además del antibiótico, el médico le recetará un spray nasal o gotas descongestionantes para aliviar la congestión, pero hay que evitar el uso prolongado de los sprays o gotas nasales sin indicación médica. Las inhalaciones de vapor o el uso de gotas o sprays salinos pueden aliviar la congestión.
  • Resistencia a los antibióticos. La resistencia a determinados antibióticos significa que algunas infecciones a causa de bacterias son inmunes a los efectos de ciertos antibióticos prescritos por su médico. Se puede prevenir la resistencia a los antibióticos, siguiendo estrictamente la prescripción de su médico. Es muy importante que se tome toda la medicación tal como le indique su médico, aunque los síntomas de la enfermedad hayan desaparecido antes que finalice el tratamiento. Si su especialista considera que usted padece una sinusitis crónica, le puede prescribir una terapia intensiva con antibiótico. La cirugía es, a veces, necesaria para eliminar obstrucciones que pueden contribuir a padecer una sinusitis.
  • Tratamiento dietético. Consiste en la eliminación de alimentos que pueden agravar el cuadro para contener productos proinflamatorios como el ácido araquidónico, histamina, exceso de azúcares y grasas saturadas y la prescripción de alimentos que pueden ser de ayuda para la resolución del proceso.
  • Tratamiento homeopático. Consiste en la prescripción de remedios homeopáticos que favorecen la eliminación de las secreciones, disminuye el proceso inflamatorio y estimula el sistema inmunológico en su capacidad defensiva.
  • Tratamiento con acupuntura. La acción de las agujas colocadas en puntos muy precisos. ayudan al drenaje del seno, así como a la desinflamación de las mucosas y calma muy rápidamente el dolor.
  • Cirugía de Senos. Sólo si la medicación falla o la obstrucción nasal no se puede corregir con medicamentos, se puede considerar la cirugía. La cirugía endoscópica se recomienda para ciertos tipos de desórdenes sinusales. El endoscopio permite al cirujano ver directamente el interior de la nariz, y al mismo tiempo, eliminar tejidos y pólipos y limpiar los canales estrechos que hay entre los senos. La decisión de usar anestesia local o general se hará siempre de acuerdo con el paciente, dependiendo de sus circunstancias personales. Antes de la cirugía, usted ha de estar seguro que tiene expectativas realistas sobre los resultados, la recuperación y las curas postoperatorias. Los mejores resultados se obtienen, no sólo por el uso de técnicas sofisticadas, sino por el esfuerzo y la cooperación entre el paciente y el médico. Es igualmente importante que el paciente siga exactamente las instrucciones que le dé su médico antes y después de la intervención.

Prevención de la Sinusitis

Para evitar el desarrollo de la sinusitis durante un resfriado o un proceso alérgico, mantenga sus senos limpios con estos consejos:

  • Use un descongestionante oral o un spray descongestionante nasal durante muy poco tiempo
  • Límpiese suavemente la nariz, expeliendo las mucosidades tapándose primero una fosa y repetir la misma operación con la otra fosa
  • Beba líquidos para mantener una mucosidad liviana
  • Evite los viajes en avión. Si ha de volar, use un spray descongestionante nasal antes del viaje para prevenir la obstrucción de los senos y permitir que la mucosidad fluya
  • Evite estar en contacto con factores alergenos

El test de alergia, seguido de un tratamiento apropiado, puede incrementar su tolerancia a las substancias alérgenas.

¿Cuándo visitar al médico?

Como que los síntomas de la sinusitis se asemejan a los de un resfriado o un proceso alérgico, usted puede no darse cuenta y seria conveniente visitar al médico. Delante de cualquier sospechade padecer sinusitis, revise los síntomas. Si de este cuadro padecetres o más, sería conveniente la visita al médico.

SÍNTOMAS SINUSITIS ALERGIA RESFRIADO
Opresión facial / dolor A veces A veces
Duración enfermedad Más de 10-14 días Variable Menos de 10 días
Descarga
nasal
Espesa,
amarilla/verde
Clara, fina,
aguada
Espesa,
blanquecina o fina
Fiebre A veces No A veces
Dolor de cabeza A veces A veces A veces
Dolor en los dientes A veces No No
Mal olor de boca A veces No No
Tos A veces A veces A veces
Congestión nasal A veces
Estornudos No A veces S

A propósito de los niños

Los senos de los niños no se desarrollan completamente hasta los 20 años. Aunque sean pequeños, los senos maxilares (detrás de la mejilla) y los senos etmoides (entre los ojos) están presentes desde el momento de nacer. La sinusitis es difícil de diagnosticar en niños ya que las infecciones respiratorias son más frecuentes y los síntomas pueden ser sutiles. A diferencia de un resfriado o una alergia, una sinusitis bacteriana requiere un diagnóstico médico y un tratamiento con antibióticos a fin de prevenir complicaciones futuras.

Los siguientes síntomas pueden indicar que existe una infección sinusal en un niño:

  • Un resfriado que dura más de 10-14 días
  • Mucosidades espesas de color amarillo verdoso
  • Goteo nasal, a veces importante con llagas en el cuello, tos, mal olor de boca, mareo y/o vómitos
  • Dolor de cabeza, generalmente no antes de los 6 años
  • Irritabilidad o fatiga
  • Hinchazón alrededor de los ojos

Si estos síntomas persisten a pesar de un tratamiento médico adecuado, se han de buscar las causas que lo provocan. La alergia, las vegetaciones y las frecuentes infecciones respiratorias de las vías altas se deberían tomar en consideración.