Cáncer de colon y recto

cáncer colon y rectoEl cáncer de colon y recto es una enfermedad en la que un grupo de grupo de células del intestino grueso crece de forma desordenada, agresiva e invade y destruye los tejidos de alrededor pudiendo alcanzar zonas distantes del cuerpo (metástasis) poniendo en riesgo la vida del paciente. Es uno de los cánceres más frecuentes, tanto en hombres como en mujeres.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas que puede dar son muy variados: estreñimiento, diarrea, hemorragia y/o expulsión de moco con las heces, dolor abdominal, obstrucción intestinal, pérdida de peso, etc.

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticar un cáncer de colon y recto se realizan las siguientes exploraciones:

  • Colonoscopia para ver el interior del colon (es importante su biopsia para confirmar su naturaleza maligna)
  • TC abdominal

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento indicado es la operación quirúrgica. Hay casos en que antes de la cirugía se realizan otros tratamientos (quimioterapia o radioterapia). Eso es especialmente importante en el caso del cáncer de recto donde una estrategia médico-quirúrgica específica permite ofrecer mejores garantías de curación y en muchos casos sin necesidad de hacer una colostomía (abocar el intestino a la pared abdominal).

El colon se puede abordar por vía laparoscópica igual que cualquier otro órgano. La técnica por vía laparoscópica es exactamente igual que con la cirugía convencional, pero sin una gran cicatriz y por tanto con un menor riesgo de infecciones postoperatorias, menos posibilidades de sangrado, menos dolor postoperatorio y una más pronta incorporación a la actividad laboral. Según la localización del proceso a extirpar, habrá que resecar una porción u otra del intestino, pero la técnica quirúrgica no difiere de la cirugía convencional.

¿Cuándo debo acudir al especialista?

Ante cualquier sangrado a través del tubo digestivo o alteración del ritmo intestinal, unido a cuadros de dolor abdominal o pérdida de peso, es necesario acudir a un especialista para, que una vez realizadas las exploraciones oportunas, descartar uno de estos procesos.