Apnea del Sueño

El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es una enfermedad que consiste en la aparición de apneas o pausas respiratorias durante el sueño. La causa principal de estas apneas es el colapso de las paredes de la vía aérea superior. El SAOS afecta a más del 25% de la población, condicionando muy negativamente la calidad de vida de los pacientes, cuyo sueño se convierte en no reparador y asocia cansancio diurno y riesgo incrementado de accidentes. Además, la reducción crónica de los niveles de oxígeno en sangre termina por incrementar el riesgo de aparición de enfermedades sistémicas como hipertensión arterial o resistencia a la insulina.

¿Cómo se diagnostica la apnea del sueño?

La presencia de dos de los siguientes síntomas en ausencia de otras causas podría ser un indicador del Síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño:

  • Ronquido irregular y fuerte acompañado de pausas respiratorias.
  • Cansancio diurno.
  • Fatiga crónica.

El diagnóstico definitivo lo establecen los neurofisiólogos mediante la polisomnografía, que se encarga de monitorizar mediante dispositivos especiales diversos parámetros durante el sueño.

Apnea del Sueño en el Instituto Maxilofacial

Según las guías más recientes de tratamiento, la cirugía ortognática es el único procedimiento que puede curar de manera inmediata y definitiva este problema. No sólo lo afirman los resultados de más de 120 casos de éxito tratados por el Dr. Hernández Alfaro. El equipo de cirujanos maxilofaciales del Instituto Maxilofacial ha realizado estudios publicados en revistas prestigiosas a nivel mundial como la Journal of Oral and Maxillofacial Surgery que lo demuestran. Los artículos reflejan cómo los pacientes consiguen un incremento del 70% del volumen de sus vías aéreas superiores perdurable en el tiempo.

Además, frente al abordaje convencional en el que la cirugía ortognática debía cumplir siempre con una preparación ortodóncica previa, los nuevos protocolos como el Surgery First permiten que algunos casos puedan operarse primero y luego hacer ortodoncia, permitiendo así una corrección inmediata del SAOS y permitiendo a los pacientes decidir el momento para operarse que más les convenga.