Cáncer de cabeza y cuello

Tumor nasalEl Instituto Maxilofacial dispone de todas las herramientas terapéuticas necesarias para eliminar los tumores de la zona maxilofacial y reconstruir aquellos tejidos que se hayan visto dañados o se hayan perdido debido a la intervención. El equipo del Instituto Maxilofacial colabora con el Instituto Oncológico de Teknon, lo cual permite un abordaje totalmente multidisciplinar de la patología, el uso de las nuevas tecnologías y el asesoramiento de un amplio equipo de especialistas.

El cáncer de la zona maxilofacial es el 5º más frecuente. Para curar el cáncer de boca, que suele tener un buen pronóstico, es vital diagnosticarlo a tiempo y realizar un tratamiento precoz.

El cirujano maxilofacial

Para tratar este tipo de lesiones, debe realizarse un estudio minucioso y especializado para determinar un diagnóstico preciso.

Para llevar a cabo este diagnóstico y el tratamiento de los tumores de cabeza y cuello de forma óptima, se requiere un abordaje multidisciplinar con la colaboración de diferentes especialistas médico - quirúrgicos que conformen una Unidad de Oncología de Cabeza y Cuello. Entre los distintos especialistas, el cirujano maxilofacial tiene un papel fundamental por su conocimiento especial de la zona anatómica.

El cirujano maxilofacial es el encargado de realizar la biopsia para determinar si el tumor es maligno o benigno, y establecer el mejor diagnóstico en caso que sea necesario, así como planificar y llevar a cabo el tratamiento quirúrgico.

En una cirugía en la cual se lleva a cabo una resección quirúrgica, es también muy importante realizar una técnica reconstructiva que permita aportar al paciente una adaptación óptima a todos los niveles. El cirujano maxilofacial es el especialista responsable de asegurar la reconstrucción más indicada para cada caso. Dichas técnicas reconstructivas son muy diversas, dependiendo de la zona, el tamaño del tumor, las condiciones del paciente, etc. Las formas de tratamiento pueden ser realizar injertos libres de hueso, de grasa, o bien de tejido epitelial o mucoso, así como la transportación de colgajos locales e, incluso, la reparación de los defectos mediante colgajos microquirúrgcos.

La microcirugía es una técnica de alta precisión que requiere una curva de aprendizaje no menospreciable. Consiste en autotrasplantar un colgajo de una zona sana del propio paciente a la zona defectuosa y anastomosar (juntar) los vasos y/o nervios (arteria y vena/s) del colgajo donante a los vasos y/o nervios de la estructura anatómica receptora. Para llevar a cabo dicha intervención, es necesaria la magnificación del campo mediante lupas o microscopio.

Es muy importante realizar tras la intervención los controles posteriores correspondientes para detectar y evitar posibles recidivas. En el Instituto Maxilofacial disponemos de la Unidad de Oncología de Cabeza y Cuello, que cuenta con un equipo médico totalmente especializado y del material sanitario de última tecnología que permitirán establecer el tratamiento terapéutico necesario para eliminar los tumores de la región maxilofacial y realizar la reconstrucción de los tejidos perdidos.

¿Cómo se puede detectar el cáncer de forma precoz?

Para detectar a tiempo cualquier tumor es vital que realice controles periódicos con su especialista, a quien debe consultar cuando detecte cualquier síntoma de reaparición de la lesión.