Implantes dentales

Implantes dentales en el Instituto Maxilofacial

El equipo médico del Instituto Maxilofacial ha desarrollado nuevos protocolos quirúrgicos y diseñado técnicas que han conseguido una tasa de éxito -supervivencia de los implantes dentales- del 98,5%.

De esta manera, los implantes dentales presentan, frente a otro tipo de tratamientos, las siguientes ventajas: resultados naturales que proporcionan una mejora estética evidente, durabilidad indefinida, buena salud y una higiene bucal cómoda.

Los 3 valores diferenciales del Instituto Maxilofacial

  • Un paciente, una solución específica: en la actualidad, se colocan implantes dentales indiscriminadamente en multitud de clínicas de odontología y cirugía oral. No obstante, cada paciente debe enfocarse como un escenario individual, teniendo en cuenta su situación anatómica (dientes perdidos, cantidad de hueso remanente, compromiso de tejidos blandos…) y sus expectativas.
  • La falta de hueso ya no es un obstáculo: gracias a la experiencia en la colocación de implantes especiales, como los zigomáticos, y también gracias a las últimas técnicas que el Instituto Maxilofacial ha incorporado de cirugía reconstructiva y regeneración ósea, una vida saludable y una sonrisa bonita es un sueño alcanzable para todos los pacientes. Lo que antes era un obstáculo imposible de superar, ahora se ha convertido en algo predecible y seguro.
  • Un día, una nueva sonrisa: con los protocolos anteriores el periodo desde la colocación del implante dental hasta la instalación de su corona oscilaba entre 5 y 8 meses. Ahora, mediante las guías quirúrgicas que se obtienen a partir de la planificación 3D digital, las nuevas técnicas como All on 4 o All on 6 y la calidad del implante dental, "Dientes en un día" ha dejado de ser un eslogan publicitario para convertirse en una realidad de la práctica clínica diaria del Instituto Maxilofacial.

Implantología avanzada: implantes zigomáticos y pterigoideos

La principal característica de estos implantes es que se colocan en hueso que no se reabsorbe con el proceso natural del envejecimiento y el edentulismo crónico; el zigomático, en el caso de los implantes zigomáticos y la pterigoides, en el caso de los implantes pterigoideos.

Por tanto, esta técnica quirúrgica aporta tres grandes ventajas:

  1. Es una buena alternativa a la colocación de injertos óseos en las grandes reabsorciones de los maxilares.
  2. Acorta el tiempo de tratamiento de forma segura, rápida y cómoda para el paciente.
  3. Permite asegurar una mejora estética y funcional a cualquier paciente.