Liposucción

La liposucción, también conocida como lipoescultura, es un tipo de cirugía estética utilizada para suprimir la grasa corporal no deseada. Se lleva a cabo en áreas del cuerpo donde los depósitos de grasa tienden a concentrarse, como las caderas, el abdomen, los muslos, las nalgas, etc.

** Habitualmente, una de las cuestiones de los pacientes es el coste de la intervención, algo que es difícil de valorar sin conocer el caso ni la cirugía a realizar. Tras la primera visita con el dr. Armando López, el paciente dispone de un presupuesto cerrado con los costes detallados de la intervención: cirugía, estancia en el centro médico, post-operatorios, etc.

¿Cuál es el perfil de una persona candidata a una liposucción?

La liposucción está especialmente recomendada para personas con un peso normal, con zonas aisladas de grasa concentrada que tienen un volumen desproporcionado en comparación con el resto del cuerpo. La liposucción es una técnica que permite eliminar áreas localizadas de grasa, que no se han podido eliminar con dietas y ejercicio.

Aunque la liposucción puede realizarse a cualquier edad, siempre se obtendrán mejores resultados si la piel tiene todavía elasticidad suficiente para volver a recuperar la silueta después de la intervención.

¿En qué consiste la primera visita?

La primera visita a la consulta del cirujano es fundamental. El médico deberá conocer al detalle el historial médico previo del paciente. Igualmente, se realizará una evaluación tanto a nivel físico (analítica, electrocardiograma, etc.) como de las características de la tonicidad y la elasticidad de la piel, el tipo de grasa y las zonas a tratar, con el fin de escoger la técnica según las posibilidades de cada caso.

No todos los pacientes son buenos candidatos para realizar una liposucción y el diagnóstico previo en cada caso es primordial para conseguir un resultado satisfactorio.

¿En qué consiste la intervención y el postoperatorio?

La extracción de la grasa se practica con unas microcánulas de entre 4 y 6 mm de diámetro que se conectan a un aspirador médico con el que se realiza la succión de la mencionada grasa. Estas microcánulas se introducen a través de unas mínimas incisiones, por lo que las posibles cicatrices serán prácticamente imperceptibles.

La intervención suele tener una duración aproximada de entre una y dos horas según la zona a tratar. Generalmente la operación se realiza con anestesia local y sedación, o mediante anestesia epidural o periepidural, aunque puede variar según sean las características propias de cada paciente y del área a tratar.

Una vez finalizada la intervención se recomienda que el paciente permanezca al menos 24 horas en Centro Médico Teknon. Una vez realizada la liposucción, se coloca una prenda compresiva que ayudará a la piel a ajustarse a su nuevo contorno corporal y que deberá llevarse durante dos o tres semanas. Es normal que aparezcan hematomas e inflamación en la zona intervenida que irán desapareciendo paulatinamente. Es conveniente realizarse masajes de drenaje linfático ya que éstos ayudan a la desaparición de los hematomas y la inflamación.

¿Qué resultados puedo esperar?

La liposucción elimina el exceso de las células grasas localizadas de manera mínimamente invasiva y nada traumática. Sus resultados pueden ser permanentes siempre que se lleve una dieta equilibrada y se practique ejercicio físico de manera regular. No obstante, si el paciente aumenta de peso se hará de manera homogénea en todo el cuerpo y no solo en los depósitos localizados de grasa.