Quistes de ovario

Un quiste de ovario es como un pequeño saco lleno de líquido y pegado al ovario. Este es el caso del 95% de los quistes de ovario detectados en una mujer.

¿Qué tipos de quistes de ovario existen?

La mayoría de quistes de ovario son lo que conocemos como quistes funcionales, es decir, aquellos que aparecen en el transcurso del desarrollo del folículo ovárico.

  • Los quistes foliculares son folículos maduros que no se abrieron en el momento de la ovulación. Pueden dar dolor abdominal sin se rompen. No suelen requerir ningún tipo de tratamiento y acaban desapareciendo en unos meses.

Torsión quiste 1 Torsión quiste 2
Torsión de un quiste de ovario

  • El quiste del cuerpo lúteo se ocasiona en el momento de la ovulación. El folículo maduro se rompe y sale el óvulo, pero la cavidad restante se llena de sangre y forma un quiste, la mayoría de veces no produce síntomas.
  • El quiste hemorrágico es el potencialmente más serio de los quistes funcionales. En el proceso de maduración de un folículo ovárico puede romperse un vaso sanguíneo y la sangre llena la cavidad folicular. Si la sangre no deja de fluir, la hemorragia llega a afectar al ovario y puede alcanzar la cavidad abdominal. El dolor puede ser chocante, y muchas veces se requiere un tratamiento quirúrgico para frenar la hemorragia.
  • El quiste dermoide, o teratoma, es un quiste que puede contener grasa, cartílago, huesos, piel y cabello. Siempre requiere su extirpación mediante cirugía.
  • Finalmente existen los cistoadenomas, quistes benignos formados a partir del tejido ovárico, que pueden estar llenos de líquido claro o mucoide. También hay que extirparlos mediante cirugía.

CistoadenomaCistoadenoma ovárico

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

quiste_ovarioLos quistes de ovario suelen detectarse en el curso de una revisión rutinaria, en el momento en que el especialista realiza un tacto combinado vaginoabdominal o al practicar una ecografía ginecológica. También pueden aparecer en el transcurso de otras exploraciones como una TC, una resonancia magnética o durante una intervención quirúrgica practicada por otro motivo.

Muchos quistes de ovario no dan síntomas. Otras veces se acompañan de dolor abdominal, dolor pélvico, sensación de presión dentro del abdomen, alteraciones menstruales, etc.

¿Los quistes de ovario pueden relacionarse con otras enfermedades?

Los quistes de ovario pueden a veces acompañarse de serios problemas para la salud de la mujer.

Es el caso de la endometriosis. Es la situación en que la mucosa uterina (el endometrio) se desarrolla fuera del útero. Los quistes endometriósicos pueden acompañarse de dolor abdominal severo y también de dificultad en lograr un embarazo.

Los ovarios poliquísticos son otro tipo de quistes de ovario que suele acompañarse de un trastorno endocrinológico. Se caracterizan porque la maduración folicular se para antes de la madurez, con lo que se van acumulando en el ovario multitud de folículos inmaduros.

Para terminar, mencionar el cáncer de ovario. Suele manifestarse en forma de quistes de ovario complejos (de naturaleza sólida y líquida), formados por tejido de estructuras superficiales (tumores epiteliales), por tejido conectivo del interior del ovario (tumores estromales), o por tejido procedente de células germinales (tumores germinales).