Hallux interfalangicus

El Hallux interfalangicus es una deformidad del pie consistente en una desviación externa de la segunda falange del dedo gordo, con diferentes grados de gravedad.

Es una malformación congénita del desarrollo de la primera y/o segunda falange del dedo gordo, que al progresar puede deformar también al segundo dedo, y a su vez favorecer el desarrollo de un hallux valgus (juanete) completo.

El dedo gordo tiene una tendencia a girar hacia dentro, y aparece una callosidad en la cara interna de la articulación interfalángica del dedo gordo.

El hallux valgus interfalángico, no se corrige espontáneamente ni con la colocación de férulas ni aparatos ortopédicos. El único tratamiento efectivo es el tratamiento quirúrgico.

¿Cuál es el tratamiento quirúrgico percutáneo del hallux valgus interfalángico?

A través de una pequeña incisión cutánea (aprox. 2-3 milímetros) se introduce una fresa; una herramienta necesaria para seccionar el dedo gordo en la parte distal.

La sección (osteotomía) de la falange se hace intentando crear un defecto en forma de cuña, para favorecer la corrección manual de la deformidad. Posteriormente se fijan los dos fragmentos óseos para mantener la corrección hasta la consolidación ósea.

En los niños el tratamiento se debe hacer siempre bajo sedación anestésica. En adolescentes se puede hacer la cirugía con anestesia local, o con sedación.

¿Cómo es el postoperatorio y la recuperación?

El niño o el adolescente permanece ingresado una noche y, habitualmente, puede empezar a caminar al día siguiente llevando una zapatilla rígida. Aproximadamente a las 4-5 semanas, se retiran las agujas en la consulta sin ningún tipo de anestesia.

La corrección es muy satisfactoria, y es muy rara la repetición de la deformidad con el paso del tiempo (Figs. 11-12-13).

Fig.11.-Aspecto-preoperatorio Fig.11.-Aspecto-postoperatorio
Preoperatorio Fig. 11. Postoperatorio

Fig.-12.-Aspecto-preoperatorio Fig.-12.-Aspecto-postoperatorio
Preoperatorio Fig. 12. Postoperatorio

Fig.-13.-Aspecto-preoperatorio-en-una-adolescente Fig.-13.-Aspecto-postoperatorio-en-una-adolescente
Preoperatorio Fig. 13. Postoperatorio