Pie equino-varo congénito

Deformidad frecuente que puede afectar a un pie o a los dos (figuras 1 y 3).

fig32aFigura 1. Pies equino-varos unilaterales

fig32b_cFigura 2. De izquierda a derecha: pies equino-varos unilaterales
y gran resitencia a la corrección manual

fig33_1Figura 3. Pies equino-varos bilaterales

La gravedad de la deformidad es variable, aunque en la mayoría de los casos es necesario un tratamiento con vendajes de yeso (figura 4) y probablemente un tratamiento quirúrgico si la corrección no es satisfactoria. Estas deformidades, se acompañan de alteraciones de las piernas (adelgazamiento de la pantorrilla), de acortamiento de la pierna y de menor tamaño del pie afectado.

fig34_1Figura 4. Correccion manual del pie equino-varo. Técnica de Ponseti.

Es muy importante iniciar el tratamiento adecuado lo antes posible (en las primeras semanas de vida) con la intención de conseguir un pie que pueda calzarse correctamente en el momento en que el niño empieza a caminar