Deformidades de los dedos pequeños

Los dedos pequeños suelen estar deformados en los pies que presentan juanetes. En general cuanto mayor es la deformidad del juanete, también es mayor la deformidad de los dedos, especialmente del 2º y 3º (Fig 1).

dedos_pequenos01Figura 1. Deformidad en garra muy acusada del 2º dedo en ambos

dedos_pequenos02Figura 2. Corrección del juanete y del dedo en garra mediante sección
de los tendondes, de las falanges del dedo y del cuello del 2º y 3º metatarsiano.

La deformidad de los dedos en garra o en martillo se suele acompañar de dolor en la planta del pie, con la aparición de callosidades a este nivel (Fig. 3).

dedos_pequenos03Figura 3. Callosidades dolorosas plantares

El tratamiento de los dedos en garra con dolor en la planta del pie suele precisar de la sección percutánea de los tendones del dorso del pie (extensores de los dedos) y de la planta del pie (flexores de los dedos) (Fig 4-5).

dedos_pequenos4-5Figura 4 y 5. Mínimas incisiones para la sección de los tendondes

Cuando la callosidad plantar es acusada, suele ser necesaria la sección del cuello de los metatarsianos también por cirugía percutánea a través de la incisión dorsal de los tendones (Fig 6).

dedos_pequenos06Figura 6. Osteotomía del cuello del 2º, 3º y 4º metatarsiano

La corrección de los dedos en garra es muy satisfactoria y la cicatriz prácticamente invisible (Fig. 7-8).

dedos_pequenos7-8Hallux valgus y 3 y 4º dedo en garra (izquierda)
y corrección del hallux valgus y de las garras digitales