Artroscopia de tobillo

La Artroscopia de Tobillo o de la articulación tibio-astragalina es la visualización de esta articulación con ópticas parecidas a las del hombro o rodilla, a través de unas mínimas incisiones. Con ellas podemos ver, explorar y efectuar cirugía visualizándola con un monitor de televisión.

Aspecto_anatómico_tobilloAspecto anatómico del tobillo
(imagénes cedidad por el Prof. Pau Golanó)

Visión artroscópica

La visión interna nos permite valorar con mayor exactitud las estructuras, movilizar el tobillo, saber en que puntos puede pinzar o rozar y actuar quirúrgicamente en las distintas patologías.

¿Cuándo se puede aplicar la Artroscopia de Tobillo?

Se puede utilizar la artroscopia en sinovitis reumáticas para efectuar una sinovectomía, en traumatismos residuales liberando los pinzamientos y resolver el dolor. Podemos utilizarla en las lesiones de cartílago (osteocondritis u osteonecrosis) para retirar fragmentos óseos o cartilaginosos o para la reinserción de los mismos.

Podemos aplicarla para retirar rebordes óseos por osteofitos de la articulación tibio-astragalina que impiden la movilidad completa y también como ayuda para efectuar una fijación del tobillo (artrodesis).

Cirugía artroscópica de tobillo

Reborde osteofito

¿Cómo es el post-operatario de la Artroscopia de Tobillo?

Dado que la artroscopia se efectúa con anestesia regional, se puede iniciar la deambulación al pasar los efectos de la anestesia, pero habitualmente se deben dejar drenajes en el tobillo, lo que obliga al reposo durante unas 12-24 horas y una vez retirados los drenajes se inicia la movilidad del tobillo de forma pasiva y activa.

Dependiendo de la patología tratada, se podrá iniciar la marcha con o sin apoyo total, ayuda de bastones, hielo localmente y movilidad progresiva.

El tiempo de la recuperación suele ser muy variable, ya que también lo son las patologías que podemos tratar. Definitivamente, la artroscopia minimiza los efectos de una cirugía abierta ya que preserva las inserciones capsulares, sistema neuro-vascular y la propiocepción de la marcha.