Endoscopia por vía posterior en el tratamiento de la hernia discal lumbar

En mayo de 1996, iniciamos la utilización del endoscopio en la cirugía abierta de columna lumbar para el tratamiento de las hernias discales lumbares, como coadyuvante a la fuente de luz o al microscopio. Debido a ello, hemos ido modificando la técnica quirúrgica de abordaje, ayudados por la endoscopia.

El día 16 de mayo de 1997 iniciamos el tratamiento de la Hernia Discal Lumbar mediante Endoscopia por vía posterior.

Con el enfermo bajo anestesia raquídea y en posición de decubito lateral y las extremidades flexionadas, practicamos un marcaje cutáneo del nivel patológico tras comprobación con escopia. Realizamos una punción cutanea con trocar de 12-15 mm. en el nivel a tratar, guiados por escopia hasta localizar la lámina.

Introducimos el trocar y el endoscopio, que nos permitirá una buena visualización del campo quirúrgico, hasta el espacio a tratar. A través del trocar, introducimos aspirador y microtorundas hasta observar claramente el ligamento amarillo. Realizamos la flavectomía y posteriormente localizamos la raíz y el saco dural.

Separamos la raíz y el saco dural hasta localizar el espacio discal y la hernia discal.

Realizamos la discectomía con microbisturí, coagulación bipolar y micropinzas de biopsia que se introducen a traves del trocar.

Visualizamos el foramen con endoscopio , practicando hemostasia con microbisturí bipolar. Dejamos corticoide depot epidural y cura tópica cutanea.

Los tres casos realizados hasta el momento, evolucionan favorablemente y sin complicaciones.

Creemos que se trata de una técnica mínimamente invasiva que puede ser útil para tratar casos de hernias discales lumbares, como complemento a la cirugía abierta de columna.