Salud mental. Señales de alarma