Úlcera gastroduodenal

ulcera gastroduodenal¿Qué es?

La úlcera péptica es una lesión como una herida que puede aparecer en la superficie de las paredes del tubo digestivo, principalmente en el estómago (úlcera gástrica) o en la porción más próxima del intestino delgado, que se conoce como duodeno (úlcera duodenal).

¿Cuáles son los síntomas de una úlcera gastroduodenal?

ulcera gastroduodenal_2Las úlceras suelen provocar dolor en la parte superior del abdomen, que suele ser el síntoma principal por el que la gente acude a su médico. Este dolor característicamente mejora con la comida (la comida actúa como un buen antiácido), y reaparece al cabo de un breve tiempo.

En ocasiones, si la úlcera es muy profunda puede llegar a erosionar un vaso sanguíneo y desencadenar una hemorragia digestiva que en ocasiones puede ser muy grave.

También podría darse el caso de que la úlcera fuera tan profunda que llegase a atravesar toda la pared del estómago o del intestino, provocándose una perforación, que requeriría un tratamiento quirúrgico inmediato.

No es frecuente pero hay casos en que la úlcera no ha dado ninguna molestia y puede debutar como una hemorragia o una perforación.

ulcera gastroduodenal_3Una de las características de las úlceras pépticas es su tendencia a repetirse de forma periódica si no se tratan adecuadamente. Esta tendencia a repetir la úlcera, con la consiguiente cicatrización repetida puede provocar cicatrices que deforman y estrechan el intestino provocandose una estrechez (estenosis) que impide el paso del contenido intestinal a su través.

¿Cuál es la causa de las úlceras?

No existe una única causa de las úlceras pépticas. Un factor importantísimo, probablemente el que más, es la infección de la pared gástrica por una bacteria que se ha denominado Helicobacter pylori. Esta infección es muy frecuente, y a la mayoría de personas no le ocasiona trastornos, aunque a un grupo de sujetos les puede llegar a provocar una úlcera péptica. Por eso, cuando un paciente es diagnosticado de úlcera péptica es muy importante averiguar si tiene una infección por Helicobacter pylori para poder hacer el tratamiento adecuado para eliminar la infección. Si este objetivo se consigue, evitaremos que la úlcera vuelva a repetirse en un futuro.

Otro factor muy importante en la aparición de las úlceras gastroduodenales es el consumo de antiinflamatorios o ácido acetil salicílico. En algunas personas el tomar estos fármacos puede provocarles una úlcera, que puede complicarse igualmente con hemorragia o perforación. Cuando hay factores de riesgo de desarrollar una úlcera con el consumo de antiinflamatorios, como pueden ser la edad elevada, el antecedente de haber tenido úlcera anteriormente, el antecedente de sufrir de dolor de estómago frecuente, el consumo al mismo tiempo de otros medicamentos que pueden dañar la pared intestinal, etc., se aconseja administrar al mismo tiempo que los antiinflamatorios algún fármaco que tenga un efecto protector del estómago.

Finalmente, hay pocos casos en los que no se encuentra el Helicobacter pylori ni hay antecedentes de consumo de antiinflamatorios, y estos pacientes fundamentalmente lo que tienen es un exceso de ácido que requiere entonces un tratamiento antiácido potente y duradero.