Tendinitis del bíceps

El tendón de la porción larga del bíceps une el músculo bíceps, que se halla en la cara anterior del brazo, a la zona superior de la escápula u omóplato. Desde esta inserción el tendón atraviesa la articulación del hombro hacia un túnel existente en la cara anterior de la cabeza del húmero llamado corredera bicipital y de ahí hasta la cara anterior del brazo, donde se transforma en el músculo bíceps.

Detalle del tendón
Detalle del tendón del bíceps
y de la corredera bicipital

¿Qué causa la tendinitis bicipital?

Puede ser debida a una compresión del tendón de la porción larga del bíceps. En otras ocasiones puede ser secundaria a un pinzamiento, o sea una compresión del tendón entre la cabeza del húmero y el arco acromial, fenómeno que con frecuencia se ve en grandes roturas del manguito de los rotadores. Finalmente también puede estar desencadenada por un traumatismo.

¿Cuál es el tratamiento?

La mayoría de estas tendinitis se tratan de forma conservadora con reposo, medicación antiinflamatoria y medidas de fisioterapia y electroterapia; en los casos resistentes o muy dolorosos puede ser aconsejable efectuar infiltraciones de corticoides.

¿Si es dolor persiste qué puede suceder?

Es frecuente que el dolor persista durante meses. El tendón inflamado se va debilitando hasta que finalmente se rompe. Entonces el músculo bíceps tira hacia abajo y aparece una deformidad en forma de bola de Popeye en la zona anterior baja del brazo hacia el codo y en la mayoría de ocasiones el dolor desaparece.

Deformidad en bola
Deformidad en bola de
Popeye por rotura del bíceps

¿Qué hacer si el tratamiento inicial no tiene éxito?

Para evitar que el dolor se alargue durante meses y pueda producirse la deformidad de Popeye, se aconsejará efectuar una artroscopia de hombro combinada con una miniincisión para fijar el tendón del bíceps a la corredera bicipital – intervención denominada tenodesis del bíceps.

Intervención de tenodesis del bícepsIntervención de tenodesis del bíceps