ESCLEROSIS DE VARICES CON MICROESPUMA O "FOAM"

Nuevo procedimiento terapéutico indicado para el tratamiento de varices y malformaciones del sistema venoso.

Esclerosis de varices con Microespuma o foamLa Escleroterapia de grandes troncos con Microespuma o Foam es un nuevo procedimiento terapéutico indicado para el tratamiento de varices y malformaciones del sistema venoso. Consiste en inyectar en las venas varicosas una microespuma formada con gases fisiológicos de elevada solubilidad en la sangre y una sustancia esclerosante.

Esta sustancia esclerosante depositada sobre las microburbujas irrita la pared interna de las venas tratadas, provocando una reacción inflamatoria que conduce a la fibrosis de dichas venas varicosas y a su posterior reabsorción definitiva (no circula sangre por la variz y no se ve externamente).
Las microburbujas de la espuma desplazan con mayor efectividad las sangre contenida en los vasos varicosos incrementando la actividad del agente esclerosante.
De esta forma se eliminan todo tipo de varices con un procedimiento mínimamente invasivo: no sólo pequeñas varices o arañas vasculares, sino también grandes varices (varices tronculares) que pueden estar asociadas a úlceras varicosas y malformaciones venosas complejas.
Esclerosis de varices con Microespuma o foam
La espuma no es tóxica y su aplicación en cantidades limitadas no tiene efectos secundarios. El procedimiento es indoloro, se aplica en la consulta, fuera del quirófano, sin anestesia ni estudios preoperatorios.
Una vez finalizada la sesión, el paciente sale de la clínica andando, con una media de compresión elástica como única protección. La incorporación a la vida normal del paciente es inmediata; recomendándose no hacer ejercicio intenso en las primeras 72 horas.
Esclerosis de varices con Microespuma o foam

La esclerosis con microespuma es un tratamiento eficaz para la enfermedad varicosa
, aunque no es un tratamiento curativo, ya que dicha enfermedad es crónica, degenerativa, y altamente recidivante, pudiendo provocar reaparición de varices en cualquier territorio de los miembros inferiores en un plazo variable. Por este motivo, se recomiendan revisiones periódicas y tratamientos de mantenimiento.
Este tratamiento no sustituye a la cirugía en todos los casos, aunque a veces suele complementarla. No sirve para todos los tipos de varices y debe realizarse por profesionales adiestrados en el manejo de la terapéutica. En países como EEUU y Alemania, el 40% de los tratamientos sobre venas se realiza con este método.