¿Cuáles son las pruebas diagnósticas para detectar de forma precoz un cáncer de mama?

La mujer tiene un papel activo en la detección precoz del cáncer de mama. El examen mamario y las mamografías son esenciales para la detección precoz:

  • La mamografía es la prueba estándar para el control y la detección precoz del cáncer de mama. Es un tipo especial de radiografía. La periodicidad se determina en función de diversos factores, como por ejemplo, los resultados de la mamografía anterior. En la mamografía, la mama se coloca entre dos planchas y se presiona (la presión puede ser molesta pero solo dura unos segundos). De esta manera pueden detectarse tumores antes de que sean palpables, así como pequeños depósitos de calcio (micro-calcificaciones) que, aunque en muchos casos son benignos, pueden ser un signo precoz de cáncer.
  • La autoexploración mamaria debe realizarse una vez al mes. Es importante recordar que todas las mujeres tienen las mamas diferentes y que éstas cambian con la edad, el ciclo menstrual, el embarazo, la menopausia o si toman tratamiento hormonal. Es normal que las mamas sean desiguales. También es frecuente que las mamas se vuelvan sensibles o se hagan más voluminosas durante el ciclo menstrual.

En casos de tener familiares directos que padezcan o hayan padecido cáncer de mama, las mujeres suelen participar en campañas preventivas, en las que las exploraciones y mamografías se empiezan a realizar antes de los 40 años.

Para prevenir el cáncer es importante mantener una vida sana, evitar la obesidad, realizar ejercicio físico y no desarrollar hábitos tóxicos.