¿Cuándo se administra?

En el cáncer de mama, la quimioterapia se administra a la mayoría de pacientes después de la cirugía, como tratamiento complementario para prevenir que aparezca de nuevo. En determinados casos, especialmente en tumores grandes, la quimioterapia se administra antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor y poder realizar un tratamiento quirúrgico conservador (menos agresivo).

En pocas ocasiones la paciente requiere hospitalización durante el tratamiento de quimioterapia.