¿Qué efectos secundarios puede comportar la quimioterapia?

Los fármacos subministrados en la quimioterapia pueden afectar no solo a las células malignas, sino también a células sanas. Es por ello, que la quimioterapia puede tener efectos secundarios, como:

  • Nauseas, vómitos, diarrea y/o estreñimiento. Estos síntomas se producen cuándo los efectos de la quimioterapia repercuten en el aparato digestivo. Para evitar estos síntomas, especialmente la deshidratación, su especialista le recetará medicamentos que pueden ayudarla.
  • Úlceras y llagas. Las mucosas son especialmente sensibles a la quimioterapia, como consecuencia, pueden aparecer llagas en la boca o úlceras. Por ello, es importante mantener una buena higiene bucal y dental.
  • Caída del cabello. La caída del cabello puede afectar el cuero cabelludo, así como otras partes del cuerpo, como las axilas, las piernas, las cejas, etc. Esto se debe a que algunos fármacos que se utilizan en el tratamiento de quimioterapia afectan el folículo piloso, que da crecimiento al cabello.
  • Alteraciones en el sabor. La quimioterapia puede afectar las papilas gustativas de la lengua y paladar. Por ello, es frecuente que algunos pacientes perciban menos el sabor de la comida o bien noten un sabor diferente, más metálico y/o amargo. Este efecto desaparece tras finalizar el tratamiento de quimioterapia.
  • Alteraciones en la piel. Puede aparecer picor, sequedad o descamación. Es importante mantener la piel hidratada. Puede consultar con el especialista sobre las cremas más recomendadas.

Es importante que la paciente consulte con su oncólogo los posibles efectos secundarios. Asimismo, en caso de mujeres en edad fértil, es importante que consulten con un especialista sobre preservación de la fertilidad.