¿Qué efectos secundarios puede tener la radioterapia?

Aunque la paciente puede realizar una vida prácticamente normal, el tratamiento de radioterapia puede comportar algunos efectos secundarios reversibles, entre otros:

  • Inflamación de la piel (epitelitis rádica o radiodermitis). A nivel cutáneo, la piel puede presentar enrojecimiento, pigmentación, etc. Es importante mantener una correcta hidratación de la piel sometida al tratamiento. El médico responsable de su tratamiento le aconsejará diferentes tipos de cremas al respecto. Idealmente esta hidratación debería empezar unos días antes del inicio del tratamiento.
  • Efectos sobre la mama. La paciente puede notar algunas molestias en forma de pinchazos, sensación de pesadez o turgencia mamaría, (síntomas que muchas pacientes asemejan a la sensación que tienen durante la menstruación).
  • Cansancio. A pesar de que la mayoría de pacientes continúan con sus actividades cotidianas durante el tratamiento de radioterapia, pueden sentirse más cansadas como consecuencia del propio tratamiento o de los procesos terapéuticos a los que la paciente se ha sometido anteriormente (cirugía, quimioterapia, etc).

Estos efectos son temporales y desaparecen unas semanas después de finalizar el tratamiento de radioterapia.