¿Cuándo debe realizarse la reconstrucción?

La reconstrucción mamaria puede realizarse, en función de cada caso y según el tratamiento posterior, de forma inmediata o diferida:

  • Reconstrucción mamaria inmediata

La reconstrucción mamaria inmediata consiste en un conjunto de procedimientos quirúrgicos que se realizan de forma simultánea a la extirpación parcial o total de la mama a causa de un cáncer.

Hacer la reconstrucción en un primer momento reduce el sufrimiento de las pacientes y es, al mismo tiempo, una cirugía menos agresiva que logra unos resultados estéticos muy satisfactorios. Esta cirugía es más cómoda para la paciente, puesto que el número de intervenciones a las que debe someterse es menor, y disminuye el tiempo de recuperación. Asimismo, la reconstrucción inmediata permite al cirujano conservar una parte importante de la piel de la mama, obteniendo así un mejor resultado estético.

Los especialistas determinaran la viabilidad de esta técnica en función del historial de la paciente, el diagnóstico y el tratamiento posterior que deberá seguir. Aproximadamente en un 20% de los casos no se recomienda realizar una reconstrucción de forma inmediata.

  • Reconstrucción mamaria diferida

La reconstrucción mamaria diferida o tardía es aquella que se realiza en una intervención distinta a la cirugía para extirpar de forma parcial o total la mama afectada por cáncer.

A pesar de que los resultados estéticos son buenos, son menores que en la reconstrucción inmediata.