¿Cómo detectarlo?

Se lleva a cabo un análisis de sangre para detectar el antígeno específico prostático (PSA) y el tacto rectal (examen manual de la próstata a través del ano realizado por un especialista).

Existe controversia sobre la utilidad de practicar un tacto rectal y la determinación en sangre del marcador prostático PSA. Sin embargo, existe consenso sobre no realizar PSA en varones mayores de 75 años.

Recientemente se han publicado dos estudios sobre la utilidad del cribaje poblacional mediante PSA y tacto rectal. El estudio americano ha resultado ser negativo, es decir, que la práctica de un tacto rectal y de la determinación de PSA en sangre a partir de los 50 años no previene del fallecimiento de cáncer de próstata. Sin embargo, el estudio europeo, en el que únicamente se realizaba PSA en varones entre 50 y 70 años sí que reduce la mortalidad por cáncer de próstata en un 20%.

Por lo tanto, en el momento actual parece recomendable realizar la detección de PSA en sangre a partir de los 50 años en personas con factores de riesgo o bien en varones sanos después de explicarles los riesgos y los beneficios de su determinación.