¿Qué hacer tras el tratamiento?

Es importante realizar un seguimiento después del tratamiento. Su médico continuará realizando controles para comprobar que el cáncer no vuelve a aparecer. Los controles incluyen tacto rectal, exploraciones por la imagen y PSA.