¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Para confirmar el diagnóstico de cáncer de próstata se realiza una biopsia de tejido prostático mediante una ecografía transrectal. Este tejido se analiza para examinar si existe un cáncer.

Una vez confirmada la presencia de un cáncer de próstata se recomienda realizar los siguientes estudios:

  • TC de tórax: para descartar que el cáncer haya afectado al pulmón
  • TC abdomino-pélvico: para descartar afectación por cáncer de los órganos vecinos a la próstata (recto, etc.), ganglios e hígado
  • Gammagrafia ósea: muestra si el cáncer ha afectado a los huesos
  • Resonancia nuclear magnética endorrectal: se realiza colocando una bobina endorrectal donde se introduce el transductor de la RMN. Nos ayuda a identificar el tumor y si existe afectación de la cápsula prostática o de vesículas seminales. La RMN también nos permite, aparte del estudio morfológico, el estudio funcional de la próstata mediante técnicas de difusión y espectometría.

Según el resultado, se decidirá si necesita más test adicionales, como por ejemplo, el PET (Tomografía por Emisión de Positrones).