Anemia megaloblástica

Las anemias megaloblásticas se producen mayoritariamente como consecuencia de un déficit de vitamina B12 o de un déficit de ácido fólico. Ambos déficits vitamínicos producen una alteración en la maduración del glóbulo rojo, que se manifiesta en forma de un marcado aumento de su volumen (de ahí su nombre). Las causas de estos déficits son muy variadas. En el caso de la vitmanina B12, la más frecuente es la anemia perniciosa, y en el del ácido fólico, lo son el alcoholismo, la malabsorción intestinal y la toma de algunos medicamentos.