Anemia perniciosa

Consiste en una disminución del nivel de hemoglobina como consecuencia de un déficit de vitamina B12 o cobalamina. La anemia perniciosa se produce como consecuencia de una disminución en la secreción del denominado factor intrínseco por parte del estómago. En condiciones normales, el factor intrínseco se une dentro del estómago a la vitmanina B12 procedente de los alimentos; posteriormente, el complejo del factor intrínseco- vitmanina B12 circula a través del intestino delgado hasta fijarse en receptores específicos situados en la parte final del intestino delgado (el denominado íleon terminal). La vitmanina B12 así absorbida circula a través del torrente sanguíneo para ejercer sus funciones en los distintos tejidos del organismo; en concreto, en la médula ósea, la vitmanina B12 es esencial para la adecuada maduración de los glóbulos rojos y, en caso de déficit, se produce una anemia en la que, característicamente, los glóbulos rojos tienen un volumen (ver VCM) muy superior al normal, de ahí que este tipo de anemia se inscriba también dentro del grupo de las anemias megaloblásticas. El déficit de factor intrínseco de la anemia perniciosa se produce como consecuencia de una alteración de la mucosa del estómago de naturaleza autoinmune, es decir, que el propio organismo produce anticuerpos contra las células gástricas dando lugar a una gastritis crónica, a un déficit de factor intrínseco y, finalmente, a un déficit de vitmanina B12 que llevará a la anemia perniciosa.