Anticuerpo

También denominados inmunoglobulinas o gamma-globulinas. Son proteínas que el sistema inmune produce cuando detecta sustancias "dañinas" dentro del organismo (por ejemplo, virus, bacterias, hongos, sustancias químicas) con el fin de eliminarlas. Los anticuerpos pueden producirse también contra estructuras del propio organismo, denominándose autoanticuerpos; estos se producen en distintas enfermedades autoinmunes (como por ejemplo, entre otras, el lupus eritematoso sistémico). Los anticuerpos son producidos por las denominadas células plasmáticas y pueden medirse fácilmente en la sangre mediante un análisis bioquímico con un proteinograma sérico y la dosificación de inmunoglobulinas séricas. En función de su composición química, existen distintos tipos de anticuerpo o inmunoglobulina (Ig): A, D, E, G y M, abreviados IgA, IgD, IgE, IgG e IgM.