Aspirado de médula ósea

La médula ósea es un tejido esponjoso que se encuentra dentro de los huesos del organismo; en ella se "fabrican" las distintas células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. El aspirado de médula ósea o punción medulares una exploración muy sencilla, de unos pocos minutos de duración y sin efectos secundarios en la que, previa anestesia local, se punciona la parte alta del esternón (el hueso que se halla en la parte anterior del tórax y al que se unen las costillas procedentes de la columna vertebral) mediante una aguja fina hasta atravesar su capa más dura (la cortical del hueso), se entra en la cavidad medular, en la que se halla alojada la médula ósea y, mediante una ligera aspiración, se extrae una muestra de este tejido. El aspirado de médula ósea es una exploración muy utilizada en el diagnóstico de las enfermedades de la sangre, como por ejemplo: los linfomas, las leucemias, el mieloma o los síndromes mielodisplásicos.