Cáncer de testículo

Unidad de Cáncer de Testículo de Centro Médico Teknon

La Unidad de Cáncer de Testículo es de reciente creación en el Instituto Oncológico Teknon. En la actualidad se están implementando las guías clínicas según recomendaciones europeas.

El tumor de testículo tiene altas probabilidades de curación; por este motivo debe ser tratado en centros de amplia experiencia en este tipo de tratamiento donde se produzca una intensa colaboración entre los distintos especialistas, tal como sucede en el Instituto Oncológico Teknon.

  • ¿Cuál es la incidencia del cáncer de testículo?

El cáncer de testículo es el tumor más frecuente en varones menores de 35 años. En los últimos años se ha producido un aumento de su incidencia.

  • ¿Qué tipos de tumores existen y cuál es su tratamiento?

Los tumores de testículo se clasifican en dos grandes grupos denominados seminomatosos y no seminomatosos, según su anatomía patológica.

Estos tumores son tratados fundamentalmente con cirugía, lo que permite su curación siempre que se encuentre confinado en el testículo. Cuando el tumor se encuentra extendido, tanto la radioterapia como la quimioterapia tienen un papel fundamental en su curación. No debemos olvidar que estos tumores se curan en un gran porcentaje de casos gracias a estos tratamientos.

  • ¿Cuáles son los síntomas de los tumores de testículo?

El síntoma principal es el crecimiento progresivo de uno de los testículos. Otros síntomas son la ginecomastia (aumento del pecho) en el varón debido a la secreción de hormonas circulantes. En ciertos casos, la tos o la hemorragia pulmonar (presencia de metástasis) puede ser el síntoma inicial. Sin embargo, esto último es cada vez menos frecuente gracias al aumento de cultura médica de la sociedad.

  • ¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El diagnóstico se realiza fundamentalmente por ecografía y exploración física. Para completar el diagnóstico siempre es necesaria una analítica con marcadores tumorales (beta-HCG, Alfa fetoproteína y LDH) así como un TC toracoabdominopélvico.

  • ¿Cuál es el tratamiento?

Si se trata de un tumor localizado, el tratamiento fundamental es la cirugía. En ocasiones, después de la cirugía y dependiendo de la situación concreta del paciente, puede ser necesaria la administración de radioterapia o quimioterapia.

    • Radioterapia. La radioterapia se administra fundamentalmente de manera preventiva o cuando la enfermedad ha recaído a nivel infradiafragmático.
    • Quimioterapia. Se utilizan diferentes medicamentos para destruir las células cancerígenas. La quimioterapia se utiliza en el cáncer de testículo de manera preventiva después de la extirpación del testículo y en las recaídas de la enfermedad. Cuando el tumor se encuentra diseminado, la quimioterapia ofrece curaciones que oscilan entre el 50 y el 93%, en función de las características del enfermo y del tumor.