Balón ingerible

La Unidad de Endoscopia y Pruebas Funcionales Digestivas es pionero en el tratamiento del balón intragástrico ingerible, un dispositivo que ayuda a perder peso en aquellos pacientes que tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) a partir de 27.

¿Qué es el balón ingerible?

El balón ingerible es un dispositivo que puede ayudar a pacientes con obesidad moderada a perder peso. El dispositivo es una balon1esfera de silicona que, una vez en el estómago, se rellena con una mezcla gaseosa hasta adquirir un volumen de 250 cc.

Mientras que el balón intragástrico se introduce en el estómago del paciente con endoscopia, en el caso del balón ingerible el paciente puede ingerir directamente la cápsula.

La cápsula, igual que en el caso del balón intragástrico, flotará libremente en la cavidad gástrica.

¿El proceso de colocación requiere de endoscopia?

No. Esta técnica no precisa endoscopia pero sí debe ser realizada bajo supervisión médica.

El balón está diseñado para que el paciente lo trague de forma que quede colocado en el estómago. Aunque la colocación no precisa endoscopia, sí requiere radioscopia para verificar la correcta colocación del dispositivo en el estómago antes de hinchar el balón.

¿Cómo se coloca?

El paciente tragará la cápsula-catéter del balón mientras el equipo médico sujeta el puerto proximal del catéter fuera de la boca del paciente. Una vez tragado el balón y una vez se comprueba que está bien colocado en el estómago, se conectará a través de

balon ing

una minisonda el depósito del procedimiento (una especie de bombona minúscula que permitirá que se infle el balón) con el catéter que ha quedado fuera de la boca del paciente. A partir de ahí se procederá al inflado del balón con nitrógeno puro con el fin de llenar el balón hasta un volumen de 250ml necesario para que ocupe una parte del estómago. Una vez inflado, el doctor extraerá lentamente el catéter de la boca del paciente.

Esta técnica se realiza de forma ambulatoria. La realización de la técnica suele durar unos 20 minutos. Tras la colocación del balón, el paciente puede volver a sus actividades cotidianas.

¿Es posible colocar más de un balón ingerible?

Sí. La colocación de más de un dispositivo es viable, pero siempre debe ser bajo prescripción médica y en función del historial del paciente.

¿En qué pacientes está indicado el balón ingerible?

El uso de balón ingerible está indicado en aquellos pacientes de entre 18 y 60 años, que presenten obesidad moderada y que con otros programas no hayan podido perder peso de forma mantenida. El balón ingerible está indicado en pacientes cuyo Índice de Masa Corporal sea igual o superior a 27 (sobrepeso), mientras que el balón intragástrico está indicado en aquellos pacientes que tienen un ÍMC de entre 30 y 40 (obesidad premórbida).

Asimismo, para poder optar al tratamiento, el paciente no debe manifestar ninguna patología ni orgánica ni psiquiátrica que pudiera contraindicar la colocación del dispositivo.

¿Para qué sirve el balón intragástrico ingerible?

El balón, al ocupar el estómago de forma parcial, produce una disminución de la sensación de hambre. Esta sensación ayuda al cumplimiento de la dieta, así como al cambio en los hábitos alimenticios que, bajo supervisión médica, el paciente debe seguir tras la colocación del dispositivo.

¿Cuántos balones se pueden ingerir?

Puede ingerirse más de un dispositivo, pero siempre bajo prescripción facultativa. La finalidad de colocar más de un balón ingerible es aumentar el volumen de ocupación en el estómago.

¿De qué dependerá el volumen de ocupación en el estómago?

El volumen de ocupación en el estómago dependerá del grado de sobrepeso del paciente y del tamaño de su estómago.

¿Cuánto puede llegar a medir un balón ingerible?

Un balón ingerible puede llegar a tener un volumen de 250 centímetros cúbicos. En el caso del balón intragástrico, puede llegar a un volumen de 600 centímetros cúbicos.

¿Cómo funciona el dispositivo?

El balón produce una manifiesta sensación de saciedad y, en consecuencia, una falta de apetito. Estos efectos ayudan al paciente a modificar sus costumbres alimenticias realizando una dieta adecuada que le permita perder peso. Es importante cambiar los hábitos alimenticios del paciente y realizar ejercicio físico para mantener la pérdida de peso en los meses posteriores.

¿Cuáles son los pasos posteriores a la ingesta del balón?

Tras la ingesta del balón, el paciente deberá realizar un seguimiento médico multidisciplinar, una atención endocrina que vele por aspectos como la hipertensión o la diabetes. También exige el desarrollo de un programa dietético que ayude a modificar los hábitos alimenticios del paciente.

¿En qué radica el éxito de esta técnica?

El balón por si mismo no produce una pérdida de peso. Para el éxito de este tratamiento es muy importante la conducta del paciente, que debe cumplir el programa de seguimiento posterior.

El paciente deberá seguir controles por parte de un especialista que supervisará su dieta y le enseñara hábitos alimenticios saludables.

¿Qué riesgos conlleva la colocación de este dispositivo?

Los riesgos son mínimos, aunque su colocación requiere una supervisión facultativa específica.

¿El paciente puede sentir molestias tras la colocación del balón?

El paciente puede sentir ciertas molestias los primeros días, hasta que su estómago se acostumbra al balón. Algunas de las manifestaciones posibles son diarreas, vómitos o náuseas.

¿Qué cuidados deben tenerse en cuenta tras la colocación del balón?

Las pautas de hidratación en los primeros días tras la colocación de este mecanismo deben atender a unos criterios específicos como: beber tan sólo unos sorbos de agua el primer día y procurar beber mucha más agua en los días posteriores. Durante estos días, es importante evitar la ingesta de alimentos sólidos.

El especialista le informará sobre el procedimiento que debe seguir y le indicará una dieta específica.

¿Durante cuánto tiempo se puede llevar?

El dispositivo debe permanecer alrededor de tres meses en el estómago.

¿Cómo se retira el balón ingerible del organismo?

El proceso de retirada se realiza mediante endoscopia. El procedimiento consiste en hacer pasar un tubo endoscópico por la boca, posteriormente se desinfla el balón y se acaba extrayendo por el esófago y la boca.

¿Qué contraindicaciones puede tener el balón ingerible?

Puede variar en cada paciente, pero al igual que sucede en cualquier otro abordaje médico, pueden derivarse reacciones adversas e inesperadas tanto a los fármacos, como a los materiales o técnicas empleadas.

Durante los tres primeros días, tras la colocación del dispositivo, el paciente puede padecer náuseas, calambres o vómitos.

¿Cuánto peso se puede perder con esta técnica?

Los estudios previos a la certificación CE concluyen que, a los 3 meses del tratamiento, las pérdidas son superiores al 40% de exceso de peso.

Asimismo, los resultados dependerán, en gran medida, de cómo el paciente adquiera y mantenga a largo plazo los cambios en su estilo de vida, tanto en lo relativo a hábitos alimenticios como en lo referente a la práctica de ejercicio físico.

¿Es un método validado?

Sí, el uso del balón ingerible está certificado y aprobado por la CE.