Más información

¿Qué es la MEG?

La Magnetoencefalografía (MEG) es una técnica no invasiva de neuroimagen funcional de última generación que evalúa la actividad magnética cerebral. La MEG recoge la función neuronal con excepcional precisión temporal, milisegundo a milisegundo, y localiza sobre las estructuras anatómicas del sujeto las áreas responsables con óptima resolución espacial tridimensional de hasta un milímetro.

¿Cuál es su función?

Sus aplicaciones clínicas directas son la evaluación de la epilepsia y la cartografía prequirúrgica de funciones sensoriales y cognitivas cerebrales. La MEG ayuda a optimizar opciones terapéuticas y a minimizar riesgos postquirúrgicos. Sin embargo, sus aplicaciones a corto plazo incluirán patologías como el deterioro cognitivo y enfermedad de Alzheimer, los trastornos del lenguaje como la dislexia, y los trastornos psiquiátricos.

¿A quién va dirigido?

La MEG es una técnica coadyuvante en el diagnóstico de la epilepsia, especialmente en aquellos casos de epilepsia que no mejoran con tratamiento farmacológico o en casos en los que se plantee la posibilidad de tratamiento quirúrgico (aproximadamente un 20% de los enfermos epilépticos no responden a fármacos y pueden ser candidatos a cirugía).

Dados los resultados demostrados en el mapeo de corteza cerebral elocuente como las áreas de lenguaje, motora, sensorial, visual o auditiva, su utilidad en la evaluación prequirúrgica de tumores cerebrales es clara.

Su inocuidad hace de la MEG una técnica óptima tanto para la reevaluación de un paciente tras una cirugía como en el seguimiento del tratamiento farmacológico, muy especialmente en la población pediátrica.

Los profesionales especialistas en neurología, neurocirugía y, en general, en el campo de las neurociencias, son los principales referentes.

¿En qué consiste la novedad?

La MEG es la única técnica de exploración de la función cerebral que, sin ser invasiva (sin necesidad de aplicar contrastes, ni electrodos, ni intervenciones), y en pocos minutos, es capaz de recoger información directa de las neuronas en cada instante de tiempo y localizarla sobre la estructura anatómica responsable con precisión milimétrica. La técnica se puede repetir tantas veces como sea necesaria.

La MEG es la única técnica que localiza actividad intracerebral directa cada milisegundo de manera no invasiva.

¿Qué hecho diferencial aporta?

A diferencia de otras técnicas de neuroimagen, como el SPECT (Tomografía Computarizada por Emisión de Fotones Individuales), el PET (Tomografía por Emisión de Positrones) y la RMF (Resonancia Magnética Funcional), que miden actividad indirecta del cerebro en función de consumo metabólico, la MEG mide actividad directa y espontánea de las neuronas (campos magnéticos). El Electroencefalograma es la técnica neurofisiológica que proporciona información neuronal directa (corriente eléctrica), pero presenta una limitación en la localización de fuentes generadoras de actividad eléctrica.

¿Cuál es la experiencia de la unidad?

Hasta el momento se han evaluado pacientes adultos y niños con epilepsia, incluso con registro eléctrico simultáneo con electrodos profundos, mapeo de funciones motora, sensitiva, auditiva y visual, así como mapeo de lenguaje en catalán y castellano.

¿Qué resultados ha generado?

La MEG ha aportado información valiosa para determinar candidatos a cirugía para guiar la implantación de electrodos profundos en pacientes epilépticos, para estimar las zonas corticales elocuentes antes de la cirugía y guiar la resección quirúrgica de tejido epileptógeno.

Información de interés

Las corrientes eléctricas que genera la actividad neuronal producen campos magnéticos que se registran con la MEG. Los campos magnéticos no se distorsionan al atravesar capas hasta la superficie craneal donde son recogidos por la MEG. Por propiedades físicas de los campos magnéticos, la superficie cortical susceptible de ser medida con la MEG es mayor que la que recoge el Electroencefalograma (EEG).

Centros que disponen de Unidad MEG

La Unidad MEG de Centro Médico Teknon fue una de las primeras unidades clínicas privadas en España y en Europa. Otros centros europeos se ubican en universidades donde desarrollan especialmente programas de investigación. Es el caso de Europa, EEUU y Japón.

Experimentos clínicos

Los miembros del laboratorio participan en una variedad de experimentos clínicos en el ámbito de la neurociencia. Actualmente se están realizando proyectos con otros científicos:

  • Epilepsia en colaboración con la Unidad de Epilepsia de Centro Médico Teknon, Barcelona (Dr. A. Russi).
  • Mapeo prequirúrgico en colaboración con la Unidad de Neurocirugía de Centro Médico Teknon, Barcelona (Dr. B. Oliver).
  • Dolor con la Unidad de Neurocirugía del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona (Dr. J. Molet).
  • Esquizofrenia con la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Granollers (Dr. E. Rojo).
  • Tartamudez con la Fundación Española de Tartamudez (Sr. A. Sánchez).
  • Trastorno obsesivo-compulsivo con la Unidad de Neurocirugía del Hospital Mútua de Terrassa, Terrassa (Dr. B. Oliver).
  • Fiabilidad de MEG en la epilepsia y el mapeo funcional prequirúrgico, proyecto multicéntrico con los laboratorios de MEG en Barcelona, Erlangen y el Hospital de Niños de Alabama (Dr. R. Knowlton).
  • Detección ultrarápida de la novedad auditiva en el cerebro humano (Dr. Carles Escera UB).

La investigación en el laboratorio se realiza mediante sofisticadas tecnologías de imagen cerebral, como MEG, EEG de alta densidad y la RM.