Estudio femenino

en el estudio integral de la pareja

Inicio del proceso

En el caso de las mujeres, el estudio de la esterilidad empieza con:

  • Analítica hormonal e inmunológica
    Debe realizarse entre el 2º y 4º día de la menstruación. No se requiere estar en ayunas.

est-femenino

    • Hormonal: FSH / LH / PRL / 17 β Estradiol y opcionalmente H. Anti Mülleriana.
    • Inmunológica: HBsAg / HC Ac / RPR / Ac.VIH

  • Ecografía ginecológica
    El mejor momento para la práctica de la ecografía son los primeros días del ciclo tras la menstruación. En ese momento se puede valorar la reserva folicular de los ovarios, descartar anomalías anatómicas del útero (deformaciones o tabiques intrauterinos), alteraciones del endometrio que dificulten la implantación embrionaria como la presencia de pólipos endometriales y descartar quistes o tumoraciones ováricas que justifiquen la esterilidad.

A partir de estas exploraciones básicas, el especialista les indicará otras pruebas diagnósticas complementarias ya sea para conocer otras causas de esterilidad menos probables, o bien para profundizar en el estudio de los problemas que se puedan haber puesto de manifiesto en este estudio básico.

Exploraciones complementarias en la mujer

Histerosalpingografía (HSG)

La Histerosalpingografía se lleva a cabo cuando las primeras exploraciones son normales o bien ante la sospecha de posibles alteraciones de las trompas, por antecedente de endometriosis, antecedentes quirúrgicos en la mujer como apendicectomía o historia de peritonitis, etc. Muestra también la correcta morfología de la cavidad uterina y sus posibles malformaciones: útero doble, septo, arqueado, etc. Es muy útil para diagnosticar dilataciones de las trompas como el Hidrosálpinx, algunas de las cuales pueden tener efectos negativos sobre la implantación embrionaria.

Es una técnica sencilla, que se lleva a cabo en un centro de radiodiagnóstico. Aunque en ocasiones puede resultar un poco molesta, no requiere anestesia. Presenta una tasa de complicaciones muy baja (1%) y se realiza bajo profilaxis antibiótica. Consiste en la introducción en el útero a través de la vagina de un líquido de contraste radioopaco que rellena la cavidad uterina y se difunde a través de las trompas, dibujándolas y mostrando su permeabilidad al salir a la cavidad peritoneal.

Histeroscopia

La Histeroscopia consiste en la introducción en el útero de una fina cámara que permite visualizar el interior de la cavidad uterina. Permite valorar alteraciones interiores del útero, presencia de pólipos y su extracción, presencia de miomas submucosos, etc.

Es una técnica de exploración sencilla que no siempre requiere anestesia.

Laparoscopia

La Laparoscopia es una técnica de exploración quirúrgica que se lleva a cabo en quirófano bajo anestesia general y que permite entrar en la cavidad abdominal para explorar la correcta morfología del aparato reproductor femenino y corregir algunas de sus alteraciones. En ocasiones se valora también la permeabilidad de las trompas, se descartan adherencias pélvicas que puedan alterar la movilidad de las trompas o atrapar a los ovarios dificultando su accesibilidad. Es una exploración complementaria invasiva y solo se lleva a cabo si las otras exploraciones de esterilidad lo requieren.

Cariotipo

El Cariotipo consiste en una extracción de sangre en la que se determina el patrón cromosómico de cada individuo. Las cromosomas-femalteraciones del cariotipo pueden estar vinculadas a problemas de esterilidad o de abortos de repetición. Se estudian los 22 pares de cromosomas y los 2 cromosomas sexuales: X e Y. Se solicita en los casos de abortos de repetición, esterilidad de causa desconocida y en ocasiones previo a la práctica de un ciclo de FIV-ICSI.

Analítica de infertilidad (en casos de abortos de repetición)

Para realizar esta analítica se efectúa una extracción de sangre y se determinan factores de coagulación e inmunológicos que puedan justificar una infertilidad.