Donación de óvulos

En este tratamiento se usan óvulos procedentes de una donante para conseguir el embarazo.

La donación de óvulos es un tratamiento que consiste en utilizar óvulos procedentes de una donante. Puede ser mediante un ovulotratamiento sincronizado en el tiempo, donante y receptora se medican paralelamente para coincidir en el momento de la extracción de óvulos y la transferencia de embriones, o bien utilizando óvulos donados vitrificados, lo que no requiere simultanear los tratamientos.


Protocolo de tratamiento para las receptoras de óvulos

En este caso, el objetivo del tratamiento consiste únicamente en preparar el endometrio para que sea receptivo a la llegada de un embrión. Se trata de simular un ciclo ovárico femenino "estándar", mediante la administración de las hormonas que habitualmente se producen en el ovario en un ciclo natural.

Se administran estrógenos y progesterona de forma secuencial con la pauta que se describe a continuación:


1 - Pacientes con ciclos conservadosovulo2

En pacientes con ciclos conservados se inicia la frenación hipofisaria con aGnRH (Gonapeptyl, Decapeptyl, Synarel o Procrin) alrededor del 22º día del ciclo o en el 1º día del ciclo en el caso de un protocolo corto.

Unos 10 días más tarde, generalmente coincidiendo con la menstruación, se lleva a cabo un control ecográfico, para comprobar el correcto funcionamiento del ciclo y descartar la aparición de quistes funcionales o pólipos endometriales que alteraren la correcta preparación y receptividad endometrial.

Se inicia entonces la pauta de sustitución estrogénica con valerianato de estradiol vía oral. El especialista le informará de la pauta creciente en que debe tomarse las dosis.

Transcurridas dos semanas, se efectúa un control ecográfico que medirá el grosor endometrial y determinación en sangre de estradiol para comprobar la correcta impregnación estrogénica y se ajustará la dosis si es necesario. Este tratamiento se puede mantener durante unos dos meses a la espera de que la donante de óvulos, que simultáneamente ha empezado su estimulación de la ovulación, acabe satisfactoriamente su tratamiento.

Si la donante está siendo sincronizada o bien si trabajamos con óvulos vitrificados, se cita a la pareja de la receptora para la entrega de la muestra de semen y proceder a la fecundación de los óvulos; o bien se dispone de la muestra de semen previamente criopreservada a tal fin y a la paciente receptora se le añade progesterona (el especialista le informará de la dosis y cuándo debe tormarla). Este tratamiento se mantendrá hasta el día de la prueba de embarazo.

Entre 3 y 5 días tras la fecundación se procede a la transferencia embrionaria.


2 - Pacientes sin ciclos

En el caso de pacientes sin ciclos, el tratamiento de preparación endometrial se inicia directamente con estrógenos en la dosis y los tiempos que el especialista le facilitará. Tras 15 días, se lleva a cabo un control ecográfico y determinación en sangre de estradiol y se añade la progesterona, que la paciente deberá tomar en las dosis que el especialista le recomiende.

Si la donante está siendo sincronizada o bien, si trabajamos con óvulos vitrificados, se cita a la pareja de la receptora para la entrega de la muestra de semen y proceder a la fecundación de los óvulos. Además, la paciente receptora deberá tomar progesterona en las dosis que el especialista le recomiende.

Entre tres y cinco días más tarde, se procede a la transferencia embrionaria.

Tras la fecundación los embriones se siguen en el laboratorio. Son supervisados por los biólogos y monitorizados para asegurarse de su correcto desarrollo en las fases iniciales. Se mantienen en incubadoras, a temperatura constante, en medios de cultivo adecuados para su correcta evolución.

Entre dos y tres días más tarde se procede a su evaluación y selección para ser transferidos a la paciente y/o vitrificados. No todos se desarrollan correctamente por lo que algunos interrumpirán su desarrollo y serán descartados para la transferencia.

En algunos casos, por diferentes motivos, se considera indicado alargar el cultivo de los embriones hasta una fase más avanzada del desarrollo, denominado "Blastocisto", y se transferirá en el día 5º ó 6º de desarrollo.

¿Cuándo está indicada la donación?

La donación de óvulos está indicada en aquellas mujeres que no pueden disponer de sus propios óvulos para concebir a causa de distintos motivos. Por ejemplo:

  • Fallo óvarico prematuro
  • Ausencia de ovarios tras una cirugía por cáncer
  • Edad. La probabilidad de conseguir una gestación evolutiva más allá de los 43-44 años es muy baja
  • En aquellos casos en que la mujer sea portadora de enfermedades genéticas transmisibles

¿Cómo se seleccionan las donantes de óvulos?

Los requisitos para ser donante son:

  • Tener entre 18 y 35 años
  • No presentar antecedentes familiares de enfermedades hereditarias
  • Cariotipo normal (estudio cromosómico)
  • Estudio de enfermedades de transmisión sexual negativos para hepatitis B y C, sida y sífilis
  • Revisión ginecológica normal

Donación anónima: según la Ley Española de Técnicas de Reproducción Asistida, la donación de semen, de óvulos o de embriones debe ser anónima.

¿La donación es altruista?

Todas las donaciones, ya sean de órganos, de sangre o de gametos, son altruistas y no remuneradas. En el caso de la donación de óvulos, dado que supone un proceso complejo para la donante, tanto desde el punto de vista médico (someterse a la estimulación de la ovulación y la cirugía de extracción de óvulos), como de inconvenientes de agenda (desplazamientos periódicos para los controles clínicos y analíticos), se les ofrece una compensación económica.

¿En qué consiste la transferencia embrionaria?

La transferencia embrionaria es un proceso sencillo. Se lleva a cabo en una sala anexa al laboratorio para garantizar la proximidad física de los embriones y minimizar su tiempo de traslado.

La transferencia embrionaria se realiza en condiciones de asepsia, bajo control ecográfico, para poder garantizar el depósito de los embriones en un lugar concreto en el interior del útero. Para ello se solicita a la paciente que acuda con la vejiga urinaria llena, lo que facilita la práctica de la ecografía abdominal. A lo largo de la vagina se introduce una cánula que atraviesa el cuello del útero, a través de la cual se introduce un catéter en el que viajan el o los embriones y se depositan en el interior del útero.

Es un proceso indoloro que requiere tan solo unos minutos, tras el que se mantiene a la paciente en reposo por un breve espacio de tiempo. Después, la paciente puede abandonar la clínica y trasladarse a su domicilio.

Tras la transferencia embrionaria debe mantenerse el tratamiento con progynova y utrogestan hasta la prueba de embarazo en sangre (determinación de β-HCG). En caso de embarazo el tratamiento se mantendrá hasta que se le indique a la paciente.