Pruebas diagnósticas
Pruebas diagnósticas

Pruebas diagnósticas


Estudio de sueño (Polisomnografía nocturna)

El paciente ingresa durante una noche. Mediante la colocación de sensores se realiza la monitorización de la actividad cerebral, electrocardiograma, actividad ocular, actividad respiratoria y actividad muscular. Durante el sueño del paciente se obtiene información médica necesaria, que junto a la historia clínica nos permite llegar a un diagnóstico. La prueba finaliza al despertarse por la mañana, siendo el paciente dado de alta y pudiendo realizar vida normal. La prueba es totalmente indolora.

La polisomnografia nocturna también se puede realizar de forma ambulatoria, durmiendo el paciente en su domicilio habitual. El montaje de la prueba se realiza en el centro médico, si bien existe la posibilidad de que el personal de enfermería se desplace al domicilio del paciente para mayor comodidad.

Estudio de sueño video-EEG

Durante el estudio de sueño se graba su imagen en video, siendo un complemento básico para el diagnóstico en algunas patologías del sueño .

Estudios cronobiológicos

Son de gran utilidad para el estudio del ritmo circadiano de vigilia y sueño. Se realiza la medición simultánea y durante 7 días de la temperatura periférica corporal, la actividad física, posición e intensidad de la luz ambiental. Nos permite el diagnóstico de muchos trastornos del sueño que pueden ser fácilmente confundidos con otras alteraciones del sueño, como suele suceder con el síndrome de fase retrasada del sueño y el insomnio. Además nos da una información precisa de las rutinas del paciente durante el tiempo que dura el estudio. Se realiza de forma ambulatoria y se puede y debe realizar vida totalmente normal.

Electroencefalograma convencional (EEG) y electroencefalograma con privación de sueño

Registro de la actividad eléctrica cerebral. La prueba dura entre 30-120 minutos. Muy útil para el diagnóstico de algunos trastornos del sueño, síndromes epilépticos y otras muchas patologías. Después de la prueba puede continuar su actividad normal. Requiere dormir menos de lo habitual, unas 4-5 horas, la noche previa al estudio para facilitar que el paciente pueda dormirse durante el registro. De esta manera se detectan muchas anomalías que no se observan durante la electroencefalografía convencional en vigilia.

Estudio de titulación y adaptación al tratamiento CPAP

En el Síndrome de Apnea del sueño, en los casos moderados y graves , es necesario realizar un estudio para optimizar la presión y tipo de mascarilla necesarios para el tratamiento con CPAP. Esto se realiza mediante la realización de un nuevo estudio del sueño. También se puede realizar de forma ambulatoria.

Test de latencias múltiples/test de mantenimiento de la vigilia

Son dos pruebas relativamente similares cuya finalidad es medir de forma objetiva la severidad de la somnolencia diurna. Son muy útiles para el diagnóstico de algunas enfermedades como la narcolepsia, así como para medir el nivel de alerta y fatiga en algunas profesiones de riesgo. Se realiza durante el día.

Test de inmovilización (SIT y M-SIT)

Estas pruebas intentan detectar la presencia de anomalías neuromusculares o sensitivas en las extremidades durante la vigilia y en situación de reposo. Se realiza entre las 10 y las 12 de la noche, y sirve para el diagnóstico del Síndrome de Piernas Inquietas.