Patología degenerativa de la columna cervical

La columna cervical es la porción más alta de la columna vertebral. Está formada por siete vértebras que se llaman C1, C2,.. C7 y que son las vértebras más pequeñas de la columna vertebral. La región cervical se encuentra en una situación intermedia entre la cabeza (elemento de gran peso) y la columna torácica (elemento con movilidad mínima) y es la encargada de mover y colocar la cabeza en la posición más correcta para realizar funciones elementales y habituales como leer, conducir, adoptar diferentes posturas durante el trabajo, etc.

Se calcula que movemos la columna cervical unas 600 veces a la hora, lo que unido a la larga expectativa de vida, el trabajo y las formas de realizarlo, la vida sedentaria y la pérdida de masa muscular que acompaña a la misma, son causas implicadas en la génesis de problemas degenerativos cervicales y de su sintomatología dolorosa (cervicalgia).

La columna cervical contiene en su interior estructuras nerviosas de gran importancia: la médula espinal. La médula es un gran cordón nervioso que lleva la información de todas y cada una de las partes de nuestro organismo hacia el cerebro (nuestro gran procesador) donde se elabora una respuesta que es conducida por la médula hasta los órganos efectores (músculos, etc).

Desde la médula se desprenden diferentes nervios (raíces) que salen de la misma y que abandonan la columna cervical por los agujeros de conjunción (localizado entre dos vértebras) para formar los nervios periféricos.

La patología degenerativa de la columna cervical puede ser causa de dolor local en el cuello, de dolor irradiado a uno o a los dos brazos y de compresiones medulares con grado variable de gravedad.

¿Qué es una cervicalgia?

     

¿Qué es una braquialgia y una cervicobraquialgia?

     

¿Qué es la mielopatía cervical?

     

¿De qué tipos de tratamiento disponemos?